Fórmula de arroz fortificado elaborada por el Minsa ayudará a reducir la anemia en el país

Nota de Prensa
Producto posee vitamina A, B1, B3, B6, B12, D, E, ácido fólico, hierro y zinc.

Fotos: Minsa

17 de agosto de 2018 - 2:59 p. m.

La fórmula de arroz fortificado elaborado por especialistas del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (CENAN) del Instituto Nacional de Salud (INS) contiene diez micronutrientes que ayudarán a la reducción de los índices de anemia en el país.

La ficha de homologación del arroz fortificado aprobado por Resolución Ministerial N° 745-2018 establece que este producto estará compuesto por vitaminas A, B1, B3, B6, B12, D, E, ácido fólico, hierro y zinc.

Es así que, por cada 100 gramos de arroz fortificado habrá 4,2 miligramos de hierro, 120 microgramos de ácido fólico y 3,3 miligramos de zinc, entre otras cantidades de micronutrientes, convirtiéndolo en un aliado para el incremento de la hemoglobina en la sangre y la prevención de diversas enfermedades.

La vitamina A tiene un rol importante en la visión, el mantenimiento de los epitelios (recubrimiento externo de la piel), la respuesta inmune y el desarrollo. La suplementación con este micronutriente se asocia con la reducción de la mortalidad, la morbilidad y los problemas de visión.

Por su parte, la tiamina o vitamina B1 ayuda a las células del organismo a convertir los carbohidratos en energía y juega un papel fundamental en la contracción muscular y la conducción de las señales nerviosas, mientras que la Niacina o vitamina B3 ayuda a disminuir los valores de colesterol alto y otras grasas, eliminar algunas sustancias tóxicas del organismo, a la producción de hormonas y al buen funcionamiento del sistema nervioso y circulatorio.

Vitaminas antioxidantes

En tanto, la piridoxina o vitamina B6 es esencial para los procesos metabólicos de las proteínas, así como el desarrollo cerebral y el fortalecimiento del sistema inmune, mientras que el ácido fólico es esencial para la síntesis de los ácidos ribonucleico (RNA) y desoxiribonucléico (DNA), para la división celular y el crecimiento. La deficiencia de este micronutriente puede ocasionar anemia y retardo en el crecimiento.

La cianocobalamina o vitamina B12 ayuda al buen funcionamiento de las células nerviosas, sanguíneas y es esencial para el mantenimiento de la integridad de los sistemas nerviosos central y periférico, mientras que la vitamina D ayuda a mantener las concentraciones de calcio para asegurar los procesos celulares, la función neuro-muscular y la osificación de los huesos.

Finalmente, la vitamina E es un potente antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario frente a virus y bacterias. También es importante en la formación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K, mientras que el hierro es un mineral esencial para los seres vivos que tiene importantes funciones como el transporte de oxígeno y la producción de energía y el zinc juega un papel esencial en la función inmune, la síntesis de proteínas, la formación del ADN y ARNA y la división celular.