Minsa promueve el consumo de suplementos con hierro en las mujeres antes, durante y después de la gestación

Nota de Prensa
Lucha contra la anemia

08 de febrero de 2016 - 12:00 a. m.

Reciente directiva sanitaria establece los esquemas de suplementación desde la etapa de la preconcepción.

También se estandariza los criterios técnicos y administrativos para la prevención y control de anemia en gestantes y mujeres que acaban de dar a luz.



El Ministerio de Salud (Minsa) en el marco de la política de su lucha contra la anemia promueve el consumo de suplementos con hierro en las mujeres antes, durante y después de la gestación, a fin de proteger la salud del niño.

En ese sentido, el ente rector de la salud acaba de publicar la directiva sanitaria N°069-MINSA/DGSP-V.01 para la prevención y control de la anemia por deficiencia de hierro en gestantes y puérperas (mujeres que acaban de dar a luz hasta los 30 días).

“Esta directiva busca establecer los esquemas de suplementación inclusive desde la etapa de la preconcepción con ácido fólico”, informó el doctor Reynaldo Alvarado, coordinador de la Estrategia de Sanitaria de Alimentación y Nutrición Saludable del Minsa.

Así, el documento sugiere que antes de los tres meses del embarazo (preconcepción) las futuras madres –previo diagnóstico- deben consumir ácido fólico. Esta es una vitamina del complejo B cuya ingesta disminuye el riesgo de que el bebé padezca defectos congénitos del tubo neural (estructura que dará origen al cerebro y la médula espinal).

Además, a partir de la semana 14 de gestación hasta los 30 días después del parto (puerperio), el consumo de esta vitamina se complementará con sulfato ferroso o hierro polimaltosado. Estas sustancias proporcionan el hierro que el organismo necesita para producir glóbulos rojos.

El doctor Alvarado menciona que la nueva directiva busca establecer y estandarizar los criterios técnicos y administrativos para la prevención y control de anemia en gestantes y puérperas mediante la suplementación con hierro y ácido fólico en los establecimientos de salud.

También define los procedimientos técnicos para el cumplimento de esas tareas y designa las acciones que los establecimientos prestadores de salud realizan con la participación activa de la comunidad. Esto reducirá la prevalencia de anemia por deficiencia de hierro y prevendrá la anemia del recién nacido.

De igual forma, se señala que toda gestante que recibe suplementación en dosis de prevención o de tratamiento deberá recibir consejería nutricional cada vez que acude al establecimiento de salud por su control prenatal.