Yasuri es la representante peruana del habitante 7 mil millones del mundo

Nota de Prensa

31 de octubre de 2011 - 12:00 a. m.

El Fondo de Población de Naciones Unidas declaró el lunes 31 de octubre como el día del nacimiento del bebé número siete mil millones, en el Perú esta celebración simbólica recayó en la pequeña Yasuri Tarmeño Vega, quien nació en esta institución a las 02:42 horas pesando 3,205 gramos y midiendo 49.5 cm.

Visiblemente emocionada y acompañada de sus padres, la joven madre María Vega Bajonero (15), manifestó sentirse muy contenta del nacimiento de su hija y que se encuentre en buen estado de salud. “Me siento muy feliz ahora que la tengo en mis brazos, voy a cuidarla mucho más”, fueron sus palabras.

Por su parte el director general, Dr. Pedro Mascaro Sánchez, señaló que tanto la madre como la pequeña Yazuri se encuentran muy saludables. “La bebé ha nacido con buen peso y con un buen nivel de desarrollo neurológico, está en buenas condiciones producto de un parto natural”, dijo.

Asimismo manifestó que el Instituto Nacional Materno Perinatal, desde sus inicios hace 185 años hasta la fecha, reporta el nacimiento de dos millones de habitantes no sólo de la capital sino de todo el país, por lo cual está preparado para asistir a las madres en el momento del parto, así como a sus recién nacidos, preferentemente los casos de mayor riesgo y complejidad.

“Este acto simbólico permite llamar la atención de la necesidad de planes, programas y acciones en todo el mundo, de manera particular a nosotros como servicio de salud público nos obliga estar preparados para brindar una atención con calidad y calidez a la madre y el niño, preferentemente a los de menores recursos”, acotó.

La joven madre y la pequeña Yasuri, se encuentra hospitalizadas en el servicio de Obstetricia A, ambas se encuentran en buen estado, todos los gastos serán cubiertos por el SIS.

Cabe mencionar que esta iniciativa posibilita alertar a la población sobre la alta tasa de fecundidad en el mundo, el Perú no es ajeno a ello, sobre todo en las zonas más pobres y de extrema pobreza, por lo cual es necesario continuar trabajando en educación y salud, dirigiéndolos especialmente a las mujeres.