Hipertensión del embarazo puede causar graves complicaciones

Nota de Prensa
Es importante que las mujeres lleven chequeos preventivos y controles prenatales

21 de octubre de 2016 - 12:00 a. m.

Una de las complicaciones más frecuentes y graves en gestantes que acuden al Instituto Nacional Materno Perinatal es la preeclampsia, más conocida como enfermedad hipertensiva del embarazo; en el año 2015 el 3,9% de gestantes presentó esta complicación del embarazo, así lo informaron autoridades de esta institución.

Esta enfermedad tiene diversas formas de manifestarse principalmente con el aumento de la presión arterial, cefalea o dolor de cabeza, en algunos casos con hinchazón o edema en pies, manos y rostro, otras veces con aumento repentino de peso, visión borrosa, zumbido de oídos y pérdida de proteínas por la orina; entre otros.

Si la preeclampsia no se trata adecuadamente, podría presentar serias complicaciones como convulsiones, trastornos de coagulación y elevación hepáticas de las enzimas hasta la rotura hepática (Síndrome de Hellp), por lo que es importante que las gestantes acudan regularmente a sus controles prenatales, advirtieron especialistas del INMP.

El Instituto Nacional Materno Perinatal recibe con frecuencia pacientes referidas de diversas regiones del país quienes traen consigo patologías asociadas al embarazo, y muchas de ellas muy graves lo cual indica que estas pacientes acuden tardíamente a esta institución, a pesar de los denodados esfuerzos médicos no bastan para salvarles la vida.

En ese sentido, especialistas del INMP recomendaron a las mujeres gestantes acudir a sus consultas prenatales y en el caso de mujeres que deseen tener hijos, realizarse chequeos preventivos para que se puedan detectar a tiempo algún factor que pueda afectar su salud en un posible embarazo y así garantizar el bienestar de la madre y el niño que está por nacer.

Además recomendaron que en el primer trimestre del embarazo, las gestantes deben realizarse una evaluación vía ecográfica, para que mediante el Doppler se determinen los valores de arterias uterinas y comprobar si existe algún riesgo de trastornos hipertensivo del embarazo a fin de brindarle un manejo preventivo.