Hospital Nacional Hipólito Unanue se prepara para afrontar Viruela del Mono

Nota de Prensa
Se estableció flujos y protocolos de atención diferenciada.

8 de julio de 2022 - 4:31 p. m.

 Debido a la presencia de casos de la Viruela del Mono en el país, el Hospital Nacional Hipólito Unanue (HNHU) del Ministerio de Salud estableció sus flujos y protocolos de atención, con la finalidad brindar una atención adecuada a los pacientes que acuden a este establecimiento de salud.

Las medidas sanitarias adoptadas por el HNHU cumplen las disposiciones consignadas en la NTS Nº 187-MINSA/DGIESP-2022, Norma Técnica de Salud para la prevención y manejo de los pacientes afectados por la viruela del mono (viruela símica)-Monkeypox para proteger la vida y salud de la población en riesgo o afectada por ese virus, reduciendo los daños a la salud o complicaciones.

Asimismo, se desarrolló una capacitación virtual donde se tocaron los Aspectos Epidemiológicos de la Viruela del Mono y el riesgo de propagación a otras regiones, a cargo del Dr. Carlos Soto Linares, especialista en Epidemiología y Salud Ambiental; Cuadro clínico y atención a pacientes afectados con la Viruela del Mono, cargo del Dr. Luis Enrique Vásquez Gil, especialista en Infectología; Fluxograma de atención de pacientes afectados por viruela del mono que lleguen al HNHU; a cargo de la Dra. Silvana de la Gala de los Santos, especialista en Neumología; y la Viruela del Mono y la Seguridad y Salud en el trabajo, a cargo del Dr. Freddy Corilla Nestares, médico ocupacional del HNHU.

IMPORTANTE
De acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Salud, los síntomas comienzan con malestares similares a la gripe, y luego de ello, vienen las erupciones cutáneas en distintas partes del cuerpo que pueden causar mucha picazón y dolor. Esta enfermedad se contagia con el contacto directo con lesiones en la piel, fluidos corporales, salpicadura involuntaria de saliva en los ojos o boca al momento de toser, hablar o estornudar y/o al contacto con objetos contaminados por el virus como ropa de cama y vendajes sucios.

Para poder prevenirlo, el MINSA recomienda el uso de doble mascarilla o una KN95, evitar el contacto físico directo con personas que tengan erupciones o lesiones que pudieran corresponder a esta enfermedad y, sobretodo, lavarse las manos constantemente.