Padre de familia sale de la Unidad Crítica de Emergencia y se reencuentra con su familia tras vencer a la COVID-19

Nota de Prensa
Gracias a la buena atención de los profesionales de la salud de este hospital, el padre de familia se recuperó favorablemente y regresó a su hogar en el distrito de San Borja.

5 de junio de 2021 - 10:01 a. m.

Luego de pasar más de 49 días luchando contra la COVID-19 en el Hospital Emergencia Ate Vitarte, Denis, como todo un guerrero, salió del ventilador mecánico y fue dado de alta, en medio de aplausos y muestras de alegría, debido a la valentía demostrada durante su larga estancia hospitalaria.

“Esta enfermedad tienes que vivirla para entender cuánto se sufre al estar lejos de tu familia porque es terrible. Espero que la gente tome conciencia y se cuide. Usen mascarilla, alcohol, lávense las manos constantemente y, sobre todo, guarden distancia de aquellos que creen que esto es un juego”, agregó el paciente de 43 años.

Durante 6 días, Denis estuvo en casa luchando contra la enfermedad, pero su salud se deterioró, por lo que fue trasladado de emergencia hacia este nosocomio el pasado 12 de abril, donde fue diagnosticado con un cuadro crítico de neumonía atípica por Covid-19, síndrome de dificultad respiratoria aguda y una afectación pulmonar del 35%.

“Debido a la condición en la que se encontraba, tuvo que ser conectado a un respirador artificial en la Unidad Crítica de Emergencia (UCE) por 39 días, lo que nos llevó a realizar una traqueostomía, facilitando su destete. Ya con el pasar de los días, se fue recuperando favorablemente y hoy se encuentra ya al lado de su familia”, señaló el médico especialista en emergencias y desastres, Dr. Carlos Felipe.

Por su parte, Denis asegura que nunca perdió la esperanza de volver a ver a su familia, siendo éste su motor y motivo de lucha. Es por ello que, al salir de este hospital, fue despedido, con mucha emoción y alegría, por el personal de salud del área de emergencia, quienes estuvieron junto a él durante este largo proceso de recuperación. 

“Mi agradecimiento eterno hacia el personal de salud del Hospital Emergencia Ate Vitarte, a todos quiero decirles que siempre los llevaré en el corazón porque son valientes guerreros y están dedicados a su trabajo. Cada uno aporta un granito de arena y ese aporte hace que cada paciente mejore. Gracias por la paciencia que tuvieron conmigo”, fueron las conmovedoras palabras del paciente antes de volver a casa al lado de sus 3 hijos.