Conductor de camión del distrito de Pachacamac gana la batalla contra COVID-19 en el Hospital Emergencia Ate Vitarte

Nota de Prensa
• El paciente ingresó con un diagnóstico de insuficiencia respiratoria aguda, síndrome de distrés respiratorio severo y neumonía atípica a causa de la enfermedad.

8 de abril de 2021 - 5:43 p. m.

Escalofríos, fiebre, malestar general y desaturación fueron los primeros signos de alarma que llevaron a Edwin, un hombre de 42 años, a internarse de inmediato en este nosocomio. Felizmente, luego de luchar con todas sus fuerzas por más de una semana, logró vencer al virus y fue dado de alta para reencontrarse con sus seres queridos.
 
En ese sentido, la Dra. Deysi León, médico neumóloga del Hospital Emergencia Ate Vitarte, indicó que el aguerrido paciente llegó a este nosocomio el pasado 30 de marzo con una saturación de oxígeno menor al 90%, síndrome de dificultad respiratoria y un cuadro de neumonía a causa de la COVID-19.

“La atención por parte de nuestro equipo multidisciplinario de la salud fue constante y gracias a ello, el paciente logró recibir el alta médica a los pocos días, lo que nos llena de motivación para seguir de pie en esta lucha hasta derrotar este virus. Para nosotros, es una enorme felicidad verlo salir de aquí para reunirse con los suyos”, afirmó la especialista.

Por su parte, Edwin se mostró muy agradecido con todo el personal asistencial de este hospital por la esmerada labor que realizan y por cuidar de él todos los días. “Me siento muy bien con la atención que recibí por parte de los médicos, técnicas, enfermeros, todos. Gracias a Dios y a estos ángeles, yo estoy saliendo de aquí con una nueva oportunidad de vida. Muchas gracias”, manifestó el aguerrido paciente.

Ya recuperado, este padre de familia, quien reside en el distrito de Pachacamac junto a su esposa y sus dos menores hijas, recomendó a la población tomar en serio esta enfermedad para disminuir la tasa de contagios y así evitar que más personas sufran por estar lejos de sus hogares. “A veces decimos que es mentira, pero una vez que la enfermedad empieza a atacar tu organismo, te das cuenta que sí es real y está matando gente. Tenemos que cuidarnos, esto no es una broma”, fueron las palabras finales de Edwin.