Embajada del Perú en Santa sede

Información institucional

¿Qué hacemos?

Ejecutamos la política exterior, promoviendo y defendiendo los intereses del Estado peruano, así como de las personas naturales y jurídicas nacionales.

La misión principal de la Embajada es promover, estrechar y desarrollar las relaciones entre el Perú y la Santa Sede las que históricamente se han mantenido sólidas y positivas, sostenidas por la religiosidad del pueblo peruano y por el respeto que la sociedad de nuestro país tiene hacia la figura del Santo Padre y, en general, a la Iglesia Católica. Dichas relaciones están basadas en el mutuo respeto, autonomía, libertad de cultos y en el reconocimiento que el Perú, dentro de su aconfesionalidad, hace a la Iglesia Católica por su rol histórico y cultural y por su contribución a la cohesión social.

1.- Reseña Histórica:
Durante el Pontificado del Papa Pio IX (1846-1878), el Perú y la Santa Sede iniciaron contactos diplomáticos a través de la misión extraordinaria que realizó a los entonces Estados Pontificios, el Primer Plenipotenciario peruano ante la Corte papal, Monseñor Bartolomé Herrera Vélez, entre los años 1852 y 1853, con el propósito de plantear la posible suscripción de un concordato y el reconocimiento del derecho de patronato.

En 1859, el Segundo Plenipotenciario del Perú ante la Santa Sede, Luis Mesones, estableció la Legación Permanente y reanudó el empeño de Herrera para la suscripción de un concordato y la formalización del derecho de patronato.

Durante la misión del Tercer Representante del Perú ante la Santa Sede, Pedro Gálvez Egúsquiza, se consolida la relación bilateral al expedirse, el 5 de marzo de 1875, la “Bula Praeclara Inter Beneficia”, Letras Apostólicas que reconocieron a los Presidentes del Perú el ejercicio del Derecho de Patronato que de facto éstos habían ejercido desde la Independencia nacional como sucesores de los Monarcas de España.

2.- Marco Jurídico de la Relación Bilateral:

El actual marco jurídico de la relación bilateral está contenido en el Acuerdo entre el Perú y la Santa Sede, suscrito en Lima el 14 de julio de 1980. Este instrumento internacional establece las prerrogativas, exenciones, la personería jurídica de la Iglesia Católica y reconoce su importancia en la formación histórica, cultural y moral del país.

Uno de los cambios más importantes que incluye el Acuerdo de 1980, es la conclusión del Patronato que ejercían los Jefes de Estado peruanos, derecho que les permitía nombrar a los Obispos de la República. El actual Acuerdo, confiere esta potestad a la Santa Sede y sólo en el caso del Vicario Castrense debe tenerse la conformidad del Presidente de la República.

3. Hitos importantes de la relación bilateral

- Durante el Pontificado del Papa Pio IX, que se extendió de 1846 a 1878, el Perú y la Santa Sede iniciaron contactos diplomáticos a través de la misión extraordinaria que realizó a los entonces Estados Pontificios, el primer Plenipotenciario peruano ante la corte papal, Monseñor Bartolomé Herrera Vélez, entre los años 1852 y 1853, con el propósito de plantear la posible suscripción de un concordato y el reconocimiento del derecho de patronato.

- En 1859, el segundo Plenipotenciario del Perú ante la Santa Sede, Luis Mesones, estableció la Legación Permanente y reanudó el empeño de Herrera en pos de un concordato y la formalización del derecho de patronato.

- Durante la misión del tercer representante del Perú ante la Santa Sede, don Pedro Gálvez Egúsquiza, se consolida la relación bilateral al expedirse, el 5 de marzo de 1875, la “Bula Praeclara Inter Beneficia”, Letras Apostólicas que reconocieron a los Presidentes del Perú el ejercicio del Derecho de Patronato que, de facto, éstos habían ejercido desde la independencia nacional como sucesores de los Monarcas de España.


- Actualmente, a nivel bilateral, el marco jurídico de la relación está definido por el Acuerdo entre la Santa Sede y la República del Perú, suscrito en Lima el 19 de julio de 1980, y en vigor desde el 26 del mismo mes.


- Este convenio, el único que ambos Estados han suscrito, establece las prerrogativas, exenciones tributarias, la personería jurídica de la Iglesia Católica y reconoce su importancia en la formación histórica, cultural y moral del país.


- El acuerdo deroga el sistema de Patronazgo Nacional que el Papa Pío IX concediera al Presidente del Perú por las Letras Apostólicas del 5 de marzo de 1875, derecho del que gozaban los Reyes de España y que heredaron los jefes de Estado peruanos.


- A nivel interno, la Constitución peruana de 1993, en su Artículo 50º, fija la naturaleza del vínculo entre el Estado y la Iglesia Católica, en los siguientes términos:

“Artículo 50°.- Estado, Iglesia católica y otras confesiones. Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le presta su colaboración. El Estado respeta otras confesiones y puede establecer formas de colaboración con ellas”

- El Perú y la Santa Sede mantienen convergencias en diversos temas de la agenda política internacional, como son el mantenimiento de la paz, el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de la persona, el desarrollo sostenible, el respeto al Estado de Derecho y a los valores democráticos.

- El Estado peruano reconoce el relevante papel que la Iglesia Católica ha desarrollado históricamente en la formación de la identidad nacional y en la educación de los peruanos. La Iglesia Católica es una importante fuente de ayuda y cooperación para los menos favorecidos, en especial en el ámbito de la formación educativa y asistencia humanitaria de los sectores más vulnerables.

- En 1985, el Papa Juan Pablo II visitó el Perú: Tres años después (1988), el entonces Sumo Pontífice regresó al Perú, esta vez en el marco del Congreso Eucarístico y Mariano de los países bolivarianos.

- En junio de 2017, luego de invitaciones formuladas por el Gobierno peruano y la Conferencia Episcopal peruana, el Vaticano anunció el viaje apostólico del Papa Francisco al Perú del 18 al 21 de enero de 2018, durante el cual visitará las ciudades de Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.

- El Presidente Kuczynski expresó el agradecimiento y alegría con los que su gobierno y el pueblo peruano recibían el anuncio de tan anhelada visita, sentimientos que expresó personalmente al Santo Padre durante la Audiencia privada que sostuvieron en el Vaticano, el 22 de setiembre de 2017.

- La representante del Perú ante la Santa Sede es la Embajadora en el Servicio Diplomático de la República María Elvira Velásquez Rivas-Plata, quien presentó sus cartas credenciales al Santo Padre el 7 de diciembre de 2017. Por otra parte, el 14 de agosto de 2017, Monseñor Nicola Girasoli, Arzobispo Titular de Egnazia Appula, presentó sus cartas credenciales como Nuncio Apostólico de Su Santidad en el Perú, ante el Presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Embajada del Perú en Santa sede (E-SantaSede) es una entidad adscrita a Ministerio de Relaciones Exteriores.