Minsa: Consumo de tabaco disminuye las defensas de las vías respiratorias frente al coronavirus

Nota de Prensa
Asimismo, el acto de fumar implica quitarse la mascarilla y llevar la mano a la boca, lo que aumenta las posibilidades de contagio

Fotos: Minsa

30 de mayo de 2021 - 12:51 p. m.

El consumo de tabaco disminuye las defensas de las vías respiratorias y la función pulmonar, dejando al organismo en estado de vulnerabilidad frente a cualquier virus, como el SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.
 
Así indicó el médico neumólogo del Hospital Cayetano Heredia, Óscar Gayoso Cervantes, quien remarcó que las personas fumadoras presentan más riesgo de hacer infecciones respiratorias que los no tabaquistas. Asimismo, al quitarse la mascarilla y llevar la mano a la boca, tienen altas posibilidades de contagiarse de coronavirus y exponer a su entorno. 
 
"Pero, en general, la población piensa que fumar daña directamente al pulmón y no dejan de tener razón ya que empeora el asma, provoca enfisema (afección que causa dificultad para respirar), fibrosis y produce cáncer. No obstante, también ocasiona otras neoplasias en la vía aérea, incluyendo la zona de boca y laringe; en el páncreas, la vejiga y el colón", manifestó.
 
Además, puede empeorar las enfermedades cardiacas, tales como infartos, arritmias, anginas e insuficiencia cardiaca. Todos estos males guardan relación con el consumo de tabaco.
 
"Una de las cosas que no conoce la población es el espasmo que produce la nicotina es tan intenso que puede producir necrosis de la punta de los dedos de la mano o pie y amputación. Esta afección se le conoce como enfermedad de Buerger y se ve en fumadores con una adicción muy alta", precisó Gayoso Cervantes.
 
Añadió que ese mismo espasmo o contracción brusca, involuntaria y persistente de las fibras musculares puede ocasionar accidentes cerebrovasculares, que limitan y generan un impacto muy grande en la calidad de vida de las personas.
 
El especialista instó a los ciudadanos a mantener un estilo de vida sano como un método de protección ante el coronavirus y otras infecciones. Dejar de fumar y no exponerse al humo de tabaco de los fumadores son buenas opciones para la prevención de diversas enfermedades. 
 
En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se conmemora mañana 31 de mayo, el Ministerio de Salud promueve la campaña 'Respira vida, Vive sin tabaco', con el objetivo de sensibilizar a la población respecto a las consecuencias y daños que provoca.