La calostroterapia ayuda a fortalecer defensas en bebés prematuros

Nota de Prensa

Oficina de Comunicaciones

24 de agosto de 2021 - 12:10 p. m.

Desde el 2017, el Instituto Nacional Materno Perinatal ha implementado la Calostroterapia como un tratamiento dirigido especialmente a los bebés prematuros y de muy bajo peso hospitalizados en las áreas de Neonatología y que debido a su condición son inmunológicamente inmaduros y corren un alto riesgo de infecciones.

El calostro es la leche que segrega la glándula mamaria en los primeros días posparto, estas gotas son como un regalo para todo recién nacido, sobre todo cuando es prematuro, ya que contiene una mayor carga de inmunoglobulinas que actúa como la primera vacuna para el bebé. El valor no solo es nutricional sino de defensa contra infecciones y de estimulación al crecimiento, existe evidencia científica que lo demuestra por eso se considera al calostro como una terapia.

En ese sentido, la Dra. Carmen Dávila, directora de Neonatología del INMP, señaló que esta terapia consiste en extraer el calostro de la madre con la ayuda de una jeringa para luego llevarla directamente a donde se encuentra el bebé hospitalizado a fin de que el personal especializado se lo administre en la mucosa orofaríngea.

“El calostro contiene nutrientes, proteínas, vitaminas, moléculas de defensa e inclusive agentes virales o bacterianos sin capacidad infectante que permite formar la microbiota intestinal, además de otros elementos que ayudan en la recuperación y el desarrollo del bebé prematuro, ya que sus órganos aún son inmaduros y tienen un sistema inmunológico muy bajo, por eso el calostro le ayudará a fortalecer sus defensas y actuará como un escudo de protección”, dijo. 

Por otro lado, indicó que el calostro que producen las mujeres que han dado a luz a bebés prematuros tiene una mayor concentración de defensas y agentes nutricionales que le brindarán una mejor protección ya que son altamente susceptibles.  

La calostroterapia también tiene un efecto motivador y de apego en las madres ya que les hace sentirse comprometidas con la lactancia y logran continuar produciendo leche de manera exitosa, garantizando así el mejor alimento para su bebé.