Cárceles Productivas

Política que busca regular y fortalecer el tratamiento penitenciario y post penitenciario, a través de la promoción y desarrollo de actividades productivas que permitan lograr la reinserción laboral y contribuir a la resocialización de la población penitenciaria.

Este esfuerzo tiene como público objetivo a los empresarios de nuestro país, quienes se unen al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) tomando en cuenta una política de responsabilidad social para beneficiar a los siguientes involucrados:

  • Los internos: impacta en su proceso de rehabilitación mediante la generación de hábitos laborales y disciplina, mejora de la autoestima y la generación de ingresos para él y su familia.
  • Los empresarios: generan rentabilidad para su actividad y mayor competitividad en el mercado. Asimismo, se desarrollan en el ámbito de la responsabilidad social en beneficio de la sociedad y, sobre todo, contribuyen a las políticas de seguridad ciudadana.
  • Los consumidores: adquieren productos de menor costo y de buena calidad.
  • La sociedad: al cumplirse con los objetivos trazados para el interno, este se insertará a la sociedad fortalecido y dotado de competencias para el trabajo que conllevan a reducir la reincidencia en el delito.
  • El sistema penitenciario: cumple su finalidad resocializadora a través del trabajo productivo.

El desafío consiste en apostar por los centros de reclusión a escala nacional y contratar la mano de obra de los internos, previa clasificación hecha por el INPE, entablando una relación laboral permanente y beneficiosa para ambas partes.

La invitación a los empresarios es también para que vayan a los penales y utilicen su infraestructura e instalaciones, acondicionándolas para operar desde allí con su personal, a fin de realizar la producción de sus productos, con la capacitación y control que fueran necesarios.

Firma de Convenios

La metodología que se viene desarrollando es la firma de convenios de cooperación interinstitucional, los cuales permiten una relación fluida con los empresarios de los diversos departamentos del país. A la fecha, el INPE  ya ha suscrito convenios marco con 74 empresarios agremiados en distintas cámaras de comercio y que ya se benefician con las ventajas de apostar por los penales y su población que se rehabilita gracias a la educación y el trabajo.

Visitas guiadas

Los interesados pueden conocer directamente y de cerca los 264 talleres productivos que se desarrollan en penales. A través de visitas guiadas, los empresarios e instituciones se pondrán en contacto con los profesionales penitenciarios y conocerán la legislación, así como las experiencias exitosas logradas por empresas tales como Renzo Costa, Chio Lecca, UNO, entre otras.