¿Qué hacemos?

La reducción del espacio cocalero ilegal es nuestro compromiso para evitar la producción y tráfico ilícito de drogas, contribuir a la inclusión social de más peruanos, y proteger a la niñez y a la juventud del tráfico ilícito de drogas.

Funciones

  • Proyectar, planear, coordinar, ejecutar y controlar, con responsabilidad social, las medidas y actividades de reducción de espacio cocalero ilegal y eliminación de almácigos, a nivel nacional.
  • Ubicar y verificar los espacios de cultivos ilegales de coca con fines de erradicación.
  • Formular el Plan Anual de Reducción del Espacio Cocalero Ilegal con Responsabilidad Social, así como los planes operativos específicos, que deban ser aprobados por el Ministerio del Interior.
  • Cuantificar los resultados de las operaciones de erradicación de cultivos ilegales de coca, informando permanentemente al Ministerio Interior, a través de la Dirección General contra el Crimen Organizado - DGCO, la ejecución de las acciones y resultados de las operaciones de erradicación de cultivos ilegales de coca, así como los estados financieros del CORAH.
  • Articular y coordinar el régimen administrativo y económico del CORAH con la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley – SAAL de la Embajada de Estados Unidos de América.
  • Informar a la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA respecto a los estados financieros sobre el aporte del Gobierno Peruano en el marco del "Acuerdo Operativo entre el Gobierno de la República de Perú y el Gobierno de los Estados Unidos de América para el proyecto de control de drogas".
  • Coordinar con las demás instituciones comprometidas en la reducción del espacio cocalero ilegal a nivel nacional.

Visión

Consolidarnos como una organización eficiente, que logre corporativamente sus metas y objetivos en materia de reducción de cultivos ilegales de coca, con responsabilidad social, coadyuvando a combatir la producción y el tráfico ilícito de drogas en el Perú.

Misión

Reducir el espacio cocalero ilegal con responsabilidad social, para evitar la producción y tráfico ilícito de drogas, en el marco de la Política Nacional, la Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas del Perú y los convenios internacionales suscritos por el Estado Peruano en esta materia.

Quienes Somos

El Proyecto Especial de Control y Reducción del Cultivo de la Coca en el Alto Huallaga (Corah), fue creado mediante Decreto Supremo N° 043-82-AG, de acuerdo con lo previsto en el Convenio de Cooperación suscrito entre los Gobiernos de los Estados Unidos de América y del Perú, el 26 de setiembre de 1981.

Mediante la Resolución Ministerial N° 0005-88-IN/OFECOD se resolvió que el proyecto especial Corah dependa administrativa y funcionalmente de la Oficina Ejecutiva de Control de Drogas – Ofecod (ahora Dirección General contra el Crimen Organizado, dependiente del Viceministerio de Orden Interno) del Ministerio del Interior.

En diciembre de 1994, el ámbito de acción del proyecto especial se amplió a todo el territorio nacional, enfocándose en la reducción del espacio cocalero hasta los límites de útil consumo.

El proyecto especial cuenta con el apoyo financiero otorgado por el Gobierno estadounidense, a través de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (SAAL), en mérito del Decreto Supremo N° 030-96-RE, que ratifica el Convenio para Combatir el Uso Indebido y la Producción y el Tráfico Ilícito de Drogas entre la República del Perú y el Gobierno de los Estados Unidos de América, y, de acuerdo al Decreto Supremo N° 031-96-RE, que ratifica el Acuerdo Operativo entre los Gobiernos antes mencionados para el “Proyecto de Control de Drogas”. A partir del año 2013 el Gobierno peruano destina fondos para reducir el espacio cocalero en el país, en el marco de los acuerdos bilaterales señalados, a través de transferencias efectuadas por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) a la SAAL. Asimismo, recibe determinado aporte económico a través del presupuesto asignado al Ministerio del Interior.

La administración de los recursos a cargo del Proyecto Especial Corah son controlados periódicamente por firmas auditoras externas contratadas por la SAAL. Por su parte, la Dirección General contra el Crimen Organizado del Ministerio del Interior y Devida evalúan los resultados mensualmente; además, el proyecto especial cuenta con una Oficina de Auditoría Interna que efectúa evaluaciones de desempeño de los órganos que conforman el proyecto.

El Decreto Supremo N° 014-2019-IN del 09 de julio de 2019, que aprueba el Reglamento de Organización y Funciones (ROF) del Ministerio del Interior, en su cuarta disposición complementaria final dispone que: “El Proyecto Especial Corah depende de la Dirección General contra el Crimen Organizado del Ministerio del Interior, y le corresponde proyectar, planear, ejecutar y controlar las medidas y acciones de reducción del cultivo de la planta de coca, con responsabilidad social a nivel nacional, en armonía con la política de Estado, la Estrategia Nacional contra las Drogas y convenios internacionales suscritos por el Estado peruano en esta materia. Sus regímenes económico y administrativo se derivan del Convenio Bilateral de Cooperación entre los Gobiernos del Perú y de los Estados Unidos de América”.

Para el cumplimiento de la misión institucional, el Proyecto Especial Corah desarrolla la reducción de cultivos ilegales conforme a los objetivos y metas establecidos en la Estrategia Nacional de Lucha Contra las Drogas 2017 – 2021, específicamente con los referidos al eje estratégico “Reducción de la Oferta de Drogas”, asimismo, su accionar se enmarca en el “Plan Anual de Reducción del Espacio Cocalero Ilegal en el Perú”, que es aprobado mediante una resolución ministerial del sector Interior.

Proyecto Especial CORAH (CORAH) es una entidad adscrita a Ministerio del Interior.