Mitos sobre la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH)

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) previene la aparición del cáncer de cuello uterino y de otros cánceres, como el vaginal, de vulva, de pene o de ano.

En nuestro país, esta vacuna se aplica gratuitamente a niñas entre 9 y 13 años y, aunque estas vacunas son las más estudiadas desde el punto de vista de la eficacia y la seguridad, existen muchos mitos que son necesarios aclarar.

Mito 1: mi hija es muy pequeña para vacunarse contra el VPH

La edad ideal para vacunar a las niñas contra el VPH es a partir de los 9 años, pues formará mejores defensas. Si se aplica antes de la exposición al virus, la vacuna ofrece la mejor protección contra esta enfermedad. Mientras más pronto sea vacunada, más protegida estará.

Mito 2: las vacunas contra el VPH que ofrecen las clínicas privadas son mejores

La vacuna distribuida por el Estado peruano es segura, eficaz y está acreditada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), además es usada en más de 150 países.

Mito 3: las niñas vacunadas ya no necesitarán chequeos preventivos cuando sean adultas

La vacunación contra el VPH es una medida eficaz de protección contra el desarrollo del cáncer de cuello de útero, pero debe complementarse con chequeos preventivos o, en caso de sospecha, mediante la detección molecular de VPH, la inspección visual con ácido acético o papanicolau.

Mito 4: la vacuna contra el VPH puede generar efectos secundarios graves

Estas vacunas se han estudiado muy cuidadosamente y se ha demostrado que los efectos secundarios más comunes son leves, aunque pueden incluir dolor o enrojecimiento en el brazo donde se aplicó la inyección.

Mito 5: la vacuna contra el VPH adelanta el inicio de la actividad sexual

La vacuna solo protege a la niña contra la infección del VPH. El inicio de la actividad sexual de la niña dependerá de la información que reciba de sus padres, escuela y comunidad.

Mito 6: una sola dosis de la vacuna contra el VPH es suficiente para asegurar la protección

Una dosis no basta. La niña vacunada estará protegida contra el virus si se completan las dos dosis de la vacuna. La segunda dosis debe ser aplicada 6 meses después de la primera dosis.

Mito 7: la vacuna es impuesta por el Estado

Debido a que el cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres peruanas, el Estado peruano busca protegerlas a través de la vacunación contra el VPH. Esta es una estrategia que se usa a nivel mundial.