Ica: ministro Gabriel Quijandría inaugura relleno sanitario y planta de valorización de residuos sólidos en distrito de Santiago

Nota de Prensa
Obra fue construida a través de la Unidad Ejecutora 003-GICA y cofinanciada con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

UE003:GICA

17 de diciembre de 2020 - 11:30 p. m.

El ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, inauguró esta mañana el relleno sanitario y planta de valorización de residuos sólidos del distrito de Santiago, construidos por la Unidad Ejecutora 003-GICA del Ministerio del Ambiente (Minam) y cofinanciada con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).
 
Durante el acto protocolar, el titular del sector destacó que la puesta en marcha de esta obra debe generar un cambio en el comportamiento de los beneficiarios. “Esta inversión tiene que ser el inicio de un cambio completo en la forma de cómo abordamos la gestión de los residuos sólidos”, acotó.
 
En ese sentido, sostuvo que en la planta de valorización se podrá observar el aprovechamiento de los residuos para generar beneficios, volviéndolos a introducir en los procesos productivos.
“Tenemos que superar la idea de basura. Necesitamos entender que estamos frente a un potencial de utilización, nuevamente, de residuos que provienen de otros procesos productivos o del consumo de las personas”, acotó.
 
Reconocimiento
 
En otro momento de su discurso, resaltó la labor de los recicladores y expresó el compromiso del Minam para apoyar a la comuna distrital en la formalización de dichos trabajadores. Al respecto, indicó que esto es un potencial de generación de ingresos que puede ser una opción de reconstrucción económica y de recuperar empleos, tan necesitados en la actual coyuntura.
 
Asimismo, puso de relieve la labor del personal de limpieza pública, considerando los tiempos actuales de distanciamiento físico y confinamiento social. Enfatizó en que debe valorarse dicha función, que es fundamental. Agregó que esa tarea no solo consiste en recoger y llevarse los residuos, sino que también permite asegurar la salud de las personas.
 
Además, subrayó que el ser humano forma parte de la naturaleza y que depende de ella, no es al revés. “Necesitamos trabajar de manera armoniosa con la naturaleza, pues ella es más potente que nosotros. Hagamos que nos ayude a superar las brechas de bienestar y las ambientales, e incluso, aquellas generadas por nuestra propia acción”, remarcó.
 
Quijandría Acosta también resaltó la alianza con el Gobierno de Japón y la Municipalidad Distrital de Santiago para concretar esta obra.
 
Problema social y de salud
 
A su turno, el viceministro de Gestión Ambiental, Mariano Castro, dijo que esta infraestructura es un buen ejemplo del trabajo articulado entre el gobierno nacional y la gestión, que se han unido para atender una de las prioridades ambientales en el país. “El inadecuado manejo de los residuos sólidos genera un problema social y genera problemas en la salud de las personas”, refirió.
 
Añadió que arrojar residuos en cualquier sitio genera un problema de salud y de afectación a la capacidad productiva, y eso tiene que ver con la dignidad de las personas.
A su turno, el alcalde distrital de Santiago, Leonardo Guerrero, consideró que dicha obra es trascendental para su jurisdicción y que más adelante se verá la ampliación del servicio para otros distritos aledaños.
 
Luego del acto protocolar, la comitiva oficial encabezada por el titular del Minam realizó una visita por las instalaciones de la mencionada infraestructura sanitaria.
 
Moderna infraestructura sanitaria
 
Esta infraestructura sanitaria está ubicada a la altura del km 340 de la Panamericana Sur y ha sido levantada sobre una extensión de más 61 mil metros cuadrados, gracias a una inversión de S/ 3 403 076.02. Esto forma parte de los 31 proyectos que viene ejecutando dicho sector del Poder Ejecutivo en diferentes partes del país para mejorar el servicio de limpieza pública y disposición final de residuos sólidos.
 
Beneficiará a unos 25 500 habitantes de la citada localidad. Tiene capacidad para 40 mil metros cúbicos de residuos y su periodo de vida útil es de cinco años, en su primera etapa.
 
Cuenta con una vía de acceso interior, trinchera con drenes de lixiviados y chimeneas, poza de lixiviados, pozos de inspección o monitoreo; cerco perimétrico, caseta administrativa, caseta de control, caseta de parqueo y maquinaria; balanza electrónica y tanque séptico, entre otros componentes.