Ica: así funciona el relleno sanitario del distrito de Santiago

Nota de Prensa
Minam realiza el acompañamiento técnico y supervisa las actividades de operación. Residuos sólidos no llegarán más al botadero

UE003:GICA

22 de diciembre de 2020 - 7:32 p. m.

Con el acompañamiento técnico y la supervisión permanente del Ministerio del Ambiente (Minam), el relleno sanitario del distrito de Santiago, en la región Ica, viene operando óptimamente en beneficio de los pobladores de esa zona del país.
 
Según la Unidad Ejecutora 003: Gestión Integral de la Calidad Ambiental (GICA) del Minam, desde el día siguiente de la inauguración de dicha infraestructura sanitaria (18-12-2020), se recibieron 16 toneladas diarias de residuos sólidos generados en la mencionada jurisdicción.
 
Luego de ello, se procedió con el tratamiento adecuado para evitar la contaminación ambiental, gracias al diseño y sistema implementado, que cumple con los estándares internacionales. Con esta infraestructura, se evita la disposición final de los residuos en el botadero municipal, que afectaba el ambiente y la salud de las personas con la proliferación de vectores transmisores de enfermedades (gallinazos, roedores y moscas).
 
Para lograr una eficiente gestión de residuos sólidos en el citado distrito iqueño, se viene trabajando coordinadamente con instituciones públicas, educativas, programas sociales y empresa privada, entre otros actores sociales.
 
En ese sentido, con el involucramiento de la ciudadanía y el de instituciones competentes en la minimización, segregación y reciclaje de los residuos sólidos que se generan diariamente, se efectuará un mejor tratamiento de los mismos y se logrará alargar la vida útil del relleno sanitario.
 
Procedimiento ambiental
 
Los técnicos de la UE003-GICA Minam, acompañan y brindan asistencia técnica al personal municipal, en cada una de las etapas de este proceso, que se inicia en el control del ingreso del vehículo recolector al relleno sanitario, para luego pasar por el control del peso de los residuos sólidos a través de la balanza electrónica.
 
Luego de ello, prosigue la descarga en un espacio demarcado en la trinchera sanitaria, donde se realiza el esparcido y posterior compactación de los residuos, a fin de disminuir el volumen.
 
Después de ese paso, se procede a cubrir el área con tierra (confinamiento). El procedimiento culmina con la compactación final de esa cobertura, que se realiza con maquinaria moderna.
 
El relleno sanitario tiene drenes que trasladan los líquidos que se generan de los residuos a la poza de almacenamiento, para su posterior recirculación. Este pozo está impermeabilizado con geomembranas y también se encuentra protegido con geotextiles y materiales que evitan la contaminación del subsuelo.
 
Todo este proceso sistematizado en el relleno sanitario se diferencia sustancialmente de la forma en la que eran dispuestos los desechos en el botadero municipal.