MVCS implementa trabajo remoto para la gestión de proyectos de agua y saneamiento en el ámbito rural durante aislamiento social obligatorio

Nota de Prensa
Personal técnico y administrativo del Programa Nacional de Saneamiento Rural viene ejerciendo funciones desde su domicilio, en cumplimiento del Estado de Emergencia.

Fotos: Oficina General de Comunicaciones

Oficina General de Comunicaciones

18 de marzo de 2020 - 12:30 a. m.

Con la finalidad de continuar atendiendo a las familias del ámbito rural a través de proyectos de agua y saneamiento y en cumplimiento del aislamiento social dictado por el Ejecutivo ante el brote del coronavirus, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) puso en marcha la modalidad de trabajo remoto para su personal técnico y administrativo.

El Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR) del MVCS, a través de su área de Informática, ha instalado la aplicación Chrome Remote Desktop, la cual permite a los profesionales del Sector conectarse a sus computadoras de trabajo ‒instaladas en las sedes del Programa‒ desde sus hogares.

El personal técnico y administrativo de las unidades de Planeamiento y Presupuesto, de Administración, Técnica de Proyectos, Técnica de Gestión Territorial, Técnica para la Mejora de la Prestación del Servicio y de los Programas Amazonía Rural y Programa Integral de Agua y Saneamiento Rural (PIASAR) ya hacen uso de la aplicación y trabajan remotamente.

Estos profesionales realizan actividades de revisión de informes mensuales de supervisión de obras, reuniones de coordinación por videoconferencias ‒con consultores, gobiernos locales y funcionarios de las áreas de Gestión Territorial de las comunidades donde se desarrollan los proyectos‒, certificación presupuestal y registro de diversos trámites y documentos relacionados a su actividad diaria.

Cabe señalar que el trabajo remoto que realizan los profesionales del MVCS se desarrolla, de manera permanente, desde el 16 hasta el 30 de marzo, periodo de tiempo en el cual el Gobierno ha declarado el aislamiento social obligatorio, a fin de evitar el incremento de personas infectadas por el COVID-19.