SUNEDU comparte buenas prácticas en seminario internacional sobre fiscalización en el marco del Covid-19

Nota de Prensa

Fotos: Sunedu

4 de junio de 2021 - 11:34 a. m.

  • Estrategia de informes diagnósticos permitió supervisar 134 universidades durante emergencia sanitaria y elevar cumplimiento de requisitos de adaptación. 
  • 90% de universidades licenciadas lograron adaptarse con éxito a la educación no presencial.
 

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), participó del Seminario Internacional “Buenas prácticas de fiscalización en el marco de la COVID-19” organizado por el Indecopi y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante el evento se señaló la importancia de establecer líneas de trabajo conjuntas con las áreas o entidades con las que se pueden compartir competencias de fiscalización, para lograr un mejor uso de los recursos y mayor impacto.

El director de Supervisión de la SUNEDU, Fernando Lazarte, compartió con sus pares la experiencia desarrollada durante la supervisión de la adaptación a educación no presencial de las universidades peruanas, realizada por la Superintendencia durante la pandemia por Covid-19.

En su exposición, destacó la importancia de la emisión de informes diagnósticos a las universidades a fin de que pudieran elevar el cumplimiento de las exigencias para convertir la prestación presencial a no presencial. “Se definieron los puntos debiles y se los trasladamos a las universidades, para que los mejoren y garantizar así los minimos de la adaptación”, precisó.

Lazarte destacó que la estrategia de supervisión implementada por la SUNEDU buscó en todo momento apoyar a las universidades para la continuidad de la prestación y preservación de la calidad del servicio educativo superior universitario, cumpliendo los criterios de accesibilidad, adaptabilidad, calidad y otras condiciones esenciales para el aprendizaje.

“Durante este proceso, la SUNEDU tuvo que establecer un marco de reglas, criterios de supervisión excepcionales en el marco de la emergencia, acciones de supervision sin precedentes y con las reglas del juego cambiadas por la misma coyuntura”, destacó. 

En cuanto a los resultados, el representante de la SUNEDU destacó que la supervisión realizada a 134 universidades permitió valorar la etapa de licenciamiento: “el hecho de que haya sucedido cuando concluía la etapa del licenciamiento, que empezó en el 2014 con la Ley Universitaria, dejó mejor preparadas a las universidades para afrontar la emergencia, y las licenciadas pudieron afrontar esta adaptación de manera más rápida y con mejor rendimiento”, señaló el funcionario. 

El cambio de conducta  de las universidades registrado tras la emisión de los informes diagnósticos fue significativo. En cuanto a las universidades licenciadas, el 90% de ellas lograron adaptarse a la educación no presencial. 

Trabajo conjunto


Por su parte, la presidenta del Consejo Directivo del Indecopi, Hania Pérez de Cuéllar, sostuvo que la labor de fiscalización conmina al sector público a abordar los problemas desde una mirada multidimensional o multisectorial, aportando soluciones integrales frente a los incumplimientos de la norma, más aún en un contexto en que las entidades contamos con escasos recursos.

La SUNEDU saludó la propuesta del Indecopi para promover el Decálogo de Buenas Prácticas de Fiscalización, documento con 10 reglas básicas que toda institución debe tener en cuenta para desarrollar una buena fiscalización y que será un aporte para todas las entidades públicas. 

Durante el evento se destacaron, además, las mejores prácticas de entidades como la Contraloría General de la República, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), así el Centro Especial de Monitoreo (CEMI), desarrollado desde el Indecopi.