“Cabo” primer pingüino rescatado es liberado por SERFOR junto a 21 especies más recuperadas del derrame de petróleo en Ventanilla

Nota de Prensa
Las aves regresaron a su hábitat natural luego de una favorable recuperación.

10 de mayo de 2022 - 1:26 p. m.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI) se trasladó a las playas del norte chico para realizar la cuarta liberación de 22 aves marinas recuperadas del derrame de petróleo producido en enero, en el distrito de Ventanilla.
 
Luego de una favorable recuperación, 01 pingüino (Spheniscus humboldti), 14 guanays (Phalacrocorax bougainvillii), 02 cushuris (Phalacrocorax brasilianus), 02 piqueros (Sula variegata)), 01 gaviota peruana (Larus belcheri), 02 gaviotas dominicanas (Larus dominicanus), y 01 gaviota de capucha café (Chroicocephalus maculipennis), regresaron a su hábitat natural.
 
El primer pingüino rescatado fue liberado en alta mar en la playa Liseras, ubicada en el distrito de Vegueta, lugar donde habitan colonias de pingüinos y otras aves marinas como piquero, cushuri, guanay, entre otros. 
 
“Este pingüino lo recuperamos con un cuadro severo de deshidratación, le brindamos los cuidados necesarios, monitoreamos su dieta diaria y lo atendimos para que no pierda su conducta silvestre. Y hoy luego de los exámenes veterinarios y pruebas realizadas y logramos su liberación en un lugar donde podrá encontrar alimento, descansar e interactuar con otros pingüinos”, expresó Jessica Oliden García, responsable de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Lima.
 
“Cabo” es el nombre con el que bautizaron a este primer pingüino que estuvo bajo el cuidado de los especialistas de la ATFFS Lima. Antes de su liberación, se le colocó un microchip para monitorear su estado y desplazamientos. Esta ave está categorizada “En Peligro” de extinción, según el Estado peruano.
 
La liberación del pingüino se realizó con apoyo de las autoridades locales como la Capitanía de Vegueta de la Marina de Guerra del Perú, así como se logró gracias al trabajo de los voluntarios de la ONG Unidos por los Animales (UPA) y del Programa Punta San Juan del Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, quienes donaron la banda para monitorear al pingüino.
 
Simultáneamente, otro equipo de la ATFFS Lima, con apoyo de la Capitanía del Puerto Supe y la Municipalidad de Supe, realizó la liberación de 21 aves marinas en la playa Caleta Vidal, ubicada en el distrito de Supe. Las aves portan anillos para su monitoreo e identificación; y fueron cuidadas y rehabilitadas, hasta lograr un estado óptimo para su liberación, con el apoyo del Parque de las Leyendas. 

Estas especies son típicas de la corriente de Humboldt, que es una corriente marina originada por el ascenso de aguas profundas y, por lo tanto, muy frías, que se produce en las costas occidentales de América del Sur.