Ucayali: SENASA promueve la inocuidad agroalimentaria como responsabilidad de todos

Nota Informativa

Fotos: Senasa

4 de octubre de 2021 - 8:40 a. m.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA promueve la Inocuidad Agroalimentaria como responsabilidad de todos, con la finalidad de salvaguardar la vida y salud, con el consumo de alimentos sanos e inocuos, en la región Ucayali.
 
Para alcanzar este objetivo, el SENASA se encarga de fiscalizar, vigilar y garantizar el cumplimiento del Decreto Supremo Nº 004-2011-AG “Reglamento de Inocuidad Agroalimentaria”, a través de los sistemas de vigilancia y control de los alimentos agropecuarios primarios y piensos.
 
En ese sentido, el SENASA como autoridad sanitaria involucra a todos los actores de la cadena agropecuaria, productores agrícolas y pecuarios, procesadores de alimentos primarios y piensos, comerciantes, transportistas y finalmente los consumidores; en asumir la responsabilidad del cumplimiento de las medidas de la inocuidad agroalimentaria.
 
El SENASA despliega a profesionales y técnicos por todo el ámbito de la región, para la ejecución de las diversas acciones que garanticen alimentos agropecuarios sanos e inocuos, es decir que no causen daño a los consumidores cuando sean preparados o ingeridos.
 
Con la participación de productores, el SENASA ejecuta Escuelas de Campo enfocadas en la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas y Pecuarias, para la producción de alimentos libres de contaminantes físicos, químicos y biológicos.
 
Asimismo, fiscaliza a los encargados de realizar el procesamiento primario, en la ejecución de las Buenas Prácticas de Manufactura, Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES), Sistemas de Análisis de Riesgo y Puntos Críticos de Control (HACCP) y el Plan Interno de Rastreabilidad.
 
Además, exhorta a los comerciantes, expender los productos efectuando las Buenas Prácticas de Higiene y manipulación de alimentos en puestos saludables, acciones que permiten generar confianza en los consumidores.
 
Finalmente, los consumidores tienen la responsabilidad de manipular y preparar los alimentos con higiene, así evitarán la contaminación cruzada (es decir no mezclar alimentos crudos con cocinados), previniendo la transmisión de enfermedades causadas por alimentos (ETAS).