MINAGRI establece recomendaciones para la prevención de Botrytis ante la presencia de lluvia

Nota de Prensa

7 de febrero de 2020 - 12:00 a. m.

Frente a la detección de Botrytis cinérea en algunos campos de uva pisquera, el Ministerio de Agricultura y Riego visitó a productores de Ica para brindar las recomendaciones técnicas que logren proteger la sanidad de estos cultivos.

De acuerdo a los especialistas del Senasa, la presencia de este hongo se debe a las constantes lluvias que se han presentado en la zona. Este patógeno ataca principalmente a flores y racimos de la vid.

La vigilancia fitosanitaria permanente que desarrolla el Senasa permitió identificar este problema en algunos cultivos, por lo que se dispuso orientar a los productores para que puedan realizar las siguientes acciones preventivas:

Practicar el deshojado el cual permite tener mayor ventilación para la planta, es decir dejar expuestos los racimos, evitando el contacto de hojas y los racimos cuando se presenten las lluvias.

• La ventilación, cuanto más aire y más sol encuentre el racimo menos le afectará la Por tratarse de un hongo, todos los métodos que favorezcan la circulación de aire y de luz ayudarán a que su ataque sea menor.

• La ventilación, cuanto más aire y más sol encuentre el racimo menos le afectará la Por tratarse de un hongo, todos los métodos que favorezcan la circulación de aire y de luz ayudarán a que su ataque sea menor.

• Un correcto control de plagas como Oídium, ayuda a evitar la propagación del hongo, ya que las heridas producidas favorecen la infección.

• La eliminación de racimos podridos, afectados ayudara a reducir el inóculo en las plantaciones, evitando restos vegetales cercanos a la vid y la acumulación durante las fases finales del cultivo de racimos sobre el suelo.

• Aplicar los productos de manera preventiva para minimizar una posible infección.

Dato

La región Ica es una de las principales productoras de vid, cultivo con mayor importancia económica y de extensión agrícola en la zona; durante cada campaña este producto adquiere mayor protagonismo por su calidad y la gran demanda que genera en el exterior.

Durante la campaña de exportación de uva 2018-2019, el Senasa certificó 182 561 toneladas, con destino a 44 países.