Productores agropecuarios de la comunidad de Charamaya presentaron avances en medidas de prevención ante las sequías

Nota de Prensa
Las buenas prácticas presentadas estuvieron orientadas al mejoramiento de las praderas naturales y el manejo del agua basado en la sabiduría ancestral y cosmovisión andina.

Fotos: Senamhi

UFC Senamhi

26 de marzo de 2021 - 5:54 p. m.

Dieciséis familias de la comunidad de Charamaya, en el distrito de Mañazo, Puno presentaron sus iniciativas implementadas para la prevención ante la sequía como parte del segundo concurso campesino de “Buenas Prácticas en Gestión de Riesgo ante Sequía en Puno” desarrollado por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) y Helvetas Swiss Intercooperation en el marco del proyecto Pachayatiña/Pachayachay. 

Estas familias tienen como principal actividad la crianza de llamas, por lo que vienen implementando prácticas orientadas al mejoramiento de las praderas naturales mediante el desvío temporal de riachuelos, lo que contribuye a la modificación de la composición vegetal de la pradera natural con especies más deseadas en la alimentación de alpacas y llamas. La comunidad toma estas experiencias del concurso como una alternativa para hacer frente a los riesgos climáticos asociados al déficit hídrico y sequía, donde el conocimiento tradicional puede complementarse con la información técnica científica, como la que provee el Senamhi a través del servicio climático.

El especialista del Senamhi y coordinador local del Proyecto Pachayachay/ Pachayatiña, Ing. Claudio Ramos Vera, indicó que La crianza de llamas constituye una práctica importante de prevención frente a la sequía, por ser amigable con el medio ambiente. “No depreda la pradera (la llama), el consumo de agua es mínimo, comparado con vacunos y ovinos; es menos exigente al consumo de especies deseadas por los vacunos y ovinos, se alimentan de especies menos deseadas por los vacunos y ovinos” el ing. Ramos Vera. 

Asimismo, la llama es base de alimentación local desde la época prehispánica. Además de la venta de carne, hay generación de valor agregado gracias a la artesanía, que utiliza como materia prima la fibra de alpaca y llama, cuyos productos contribuyen a incrementar los ingresos de las familias de la comunidad de Charamaya, ubicada en zona de cordillera.

El proyecto binacional "Información, gobernanza y acción para la reducción del riesgo de sequías en Perú y Bolivia en un contexto de cambio climático" - Pachayatiña/Pachayachay, se ejecuta entre Bolivia y Perú, por el consorcio integrado por SENAMHI Bolivia, SENAMHI Perú, HELVETAS Swiss Intercooperation programas Bolivia y Perú y PREDES, y es financiado por el programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea, teniendo como agencias implementadoras a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD).