Canciller Maúrtua: Prioridad es asegurar los plazos de entrega de vacunas y adquirir nuevos lotes

Nota de Prensa

24 de agosto de 2021 - 4:52 p. m.

Nota de Prensa 076 - 21   

Expresó su firme compromiso y pleno respeto a la libertad de prensa y opinión.

“Impulsaremos una diplomacia inspirada en las entrañas de la patria; desde el Perú profundo al Perú de todos”, apuntó.

 
El canciller de la República, Oscar Maúrtua de Romaña, aseguró que la máxima prioridad de su gestión será coadyuvar en la adquisición de vacunas contra la COVID-19 y garantizar los plazos de entrega para seguir avanzando con el programa de inmunización de los peruanos.


Durante su discurso en el Palacio de Torre Tagle, en la ceremonia de su presentación como Canciller, enfatizó que sus acciones estarán orientadas al restablecimiento de la confianza ciudadana en el Ministerio de Relaciones Exteriores para lo cual basará su administración en tres pilares: “férrea vocación de servicio al país, firme creencia en las instituciones y una profunda convicción democrática”.


“Como nos ha alentado recientemente el Papa Francisco, construiremos una política arraigada en el pueblo y para el bien común. Una política exterior que se desentiende de los pobres y marginados nunca podrá promover el bien común”, señaló el embajador Maúrtua, en presencia de excancilleres, diplomáticos y funcionarios de la Cancillería.


En otro momento, agradeció al presidente de la República, Pedro Castillo, por su designación, y expresó su firme compromiso de servicio al país en esta difícil situación en que le toca asumir el reto, en circunstancias de una pandemia de efectos sanitarios y socioeconómicos demoledores y, con una posible tercera ola de contagios. 

 
Subrayó que bajo su conducción se promoverá el componente social en las relaciones internacionales del Estado peruano. “En ese sentido, impulsaremos una diplomacia inspirada en las entrañas de la patria; desde el Perú profundo al Perú de todos. Esa será nuestra principal determinación”, dijo.


Señaló también que fortalecerá las relaciones con nuestro entorno fronterizo, vecinal y sudamericano, en el marco de dinámicas concéntricas conceptuales que incluyen la promoción de los derechos humanos y el medio ambiente, la defensa de la democracia, la paz y la seguridad, la reducción de la pobreza y la superación de la exclusión.


En tal sentido, anunció que se redoblará los esfuerzos en materia de facilitación del tránsito fronterizo y del comercio, proyectos binacionales de infraestructura, cooperación en materias de salud y generación de espacios económicos ampliados.


Informó que dará seguimiento inmediato a las conversaciones sostenidas por el presidente Castillo con sus invitados en las ceremonias de transmisión de mando, en torno a la celebración de los gabinetes binacionales y la reunión de los comités de frontera.


Además, dijo que impulsará el fortalecimiento de la Comunidad Andina, la Alianza del Pacífico y el inicio deconsultas con organismos y/o grupos de países, a fin de evaluar su situación actual, sus posibilidades y el rumbo que debieran seguir en el futuro: el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto Internacional, la UNASUR y la CELAC. 


El canciller Maúrtua  indicó que articulará estrategias de política social con acciones internacionales para implementar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y reveló que próximamente se suscribirá el nuevo Marco de Cooperación 2022-2026 de la ONU en el Perú.


En similar sentido, añadió que la Cancillería buscará el refuerzo en la gobernanza mundial de seguridad alimentaria y nutrición, así como el desarrollo de sistemas agrícolas y alimentarios sostenibles para favorecer la creación de empleos en el medio rural, e intensificar la ayuda alimentaria a las poblaciones vulnerables. 


Anunció una participación muy activa en las Naciones Unidas: el Perú actuará con prioridad en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo, el Consejo de Derechos Humanos y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, añadió.


También reafirmó que afianzará el rol en la Organización de Estados Americanos, donde actualmente el Perú ejerce la presidencia del Consejo Permanente.


Tras ratificar su firme condena al terrorismo, enfatizó que la lucha contra narcotráfico será eje central de su accionar.


“Continuaremos con nuestro esfuerzo de ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) porque merecemos ser parte de ese organismo de países de buen gobierno”, señaló.


Mención especial de su discurso fue el tema de las inversiones y comercio en el país, a través de los foros internacionales y de los acuerdos bilaterales y multilaterales en especial los Tratados de Libre Comercio (TLCs). “Similar impacto tendrá el Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico o TPP-11, aprobado recientemente por el Congreso. Asimismo, no hay duda de los notables beneficios provenientes a la pertenencia de Perú a foros internacionales como APEC, ABAC, FOCALAE, a la Alianza del Pacífico”. 


Indicó que promoverá activamente la reivindicación de los derechos de la mujer y que se aplicará con firmeza la ley de prevención y sanción del hostigamiento sexual.


Las comunidades peruanas que viven en el exterior retomarán el protagonismo y se respetará los derechos de inmigrantes y refugiados residentes en nuestro país. “Debemos acercar los servicios consulares a la gente y mejorar los servicios del Estado a los peruanos residentes en el exterior, independientemente de su situación migratoria”, sentenció.


Oro aspecto relevante en su discurso fue el tema de los efectos del cambio climático y la creciente escasez de agua, a los que consideró como amenazas no sólo a nuestro país sino al mundo entero, por lo cual se comprometió a tomar acciones destinadas a la prevención de eventuales desastres naturales.


Finalmente, y tras reafirmar el compromiso del Perú con la vigencia de la democracia y el pleno respeto de los derechos humanos y refiriéndose a la situación de la hermana nación de Venezuela, informó que el Perú respalda la facilitación que viene llevando a cabo Noruega, bajo la hospitalidad de México, con el respaldo consensual de toda la comunidad internacional. “Desde aquí ofrecemos el apoyo del Perú para lograr que ese proceso fructifique, incluyendo, eventualmente, ser la sede alterna de las negociaciones”.