El Programa Mundial de Alimentos brindará asistencia humanitaria a población vulnerable, que incluye a migrantes y refugiados, afectados en el contexto del COVID-19 en el Perú

Nota de Prensa

27 de mayo de 2020 - 7:10 p. m.

Nota de Prensa 046 - 20

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), con sede en Roma, otorgará apoyo al Gobierno del Perú para brindar asistencia humanitaria a la población vulnerable, incluyendo a grupos de migrantes y refugiados que han sido afectados por la crisis económica originada por la pandemia del COVID-19 en el país.

La contribución del PMA fue gestionada por la Cancillería peruana y estará valorizada en dos (2) millones de dólares, que provienen de fondos multilaterales. De esta cifra, 1.5 millones se destinarán a la implementación de un esquema de transferencias monetarias, mientras que 500 mil dólares serán invertidos para el fortalecimiento de los esfuerzos del Gobierno peruano para mejorar la cadena logística humanitaria.

Estas líneas de asistencia humanitaria del PMA contribuirán a fortalecer la seguridad alimentaria en el marco de los lineamientos establecidos por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y permitirán la inclusión de grupos vulnerables que todavía no han podido ser atendidos por el sistema nacional de protección social.

Gracias a esta iniciativa, se estima extender la asignación del bono que se viene entregando en el Perú a alrededor de 14,000 beneficiarios adicionales y permitirá mitigar el fuerte impacto económico que el contexto actual ha ocasionado en la canasta familiar de la población más vulnerable.

Adicionalmente, esta contribución permitirá fortalecer la coordinación y el apoyo logístico proporcionado por el PMA al Instituto Nacional de Defensa Civil del Perú (INDECI). En tal sentido, se tiene previsto fortalecer las capacidades y la asistencia técnica necesaria para optimizar la cadena logística humanitaria, facilitando el transporte de bienes alimentarios y no alimentarios que el Gobierno del Perú tiene previsto entregar a un promedio de 20,000 familias en condición de vulnerabilidad, entre peruanos, migrantes y refugiados.