Inundaciones en Madre de Dios afectan 1380 viviendas

Nota de Prensa
Intensas lluvias generan el incremento del caudal de los ríos de la región amazónica

20 de febrero de 2021 - 5:51 p. m.

El Gobierno Regional de Madre de Dios, a través de la Dirección Regional de Vivienda, Construcción y Saneamiento, informó que 1380 viviendas fueron inundadas por el desborde de los ríos, en nueve de los once distritos de la región amazónica. Los damnificados tuvieron que ser evacuados a diez colegios habilitados por la Dirección Regional de Educación para albergarlos hasta que disminuya el caudal de los ríos. 

El sector vivienda también reportó que 1071 casas quedaron sin servicio de agua y otras 751 sin energía eléctrica. Los distritos afectados son Tambopata, Las Piedras, Tahuamanu, Iberia, Laberinto, Inambari, Madre de Dios, Huepetuhe y Fitzcarrald. Trabajadores de las diferentes gerencias, direcciones y oficinas del Gobierno Regional trabajan en la evacuación de los damnificados.

Asimismo, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Madre de Dios reportó que la inundación actual supera a la ocurrida en enero del 2014. Para que los afectados evacuen sus viviendas oportunamente, este centro de operaciones informa a las autoridades ediles, mediante sus oficinas de Defensa Civil, sobre la creciente de los ríos.

Por otro lado, Defensa Civil de Madre de Dios entregó víveres, colchas, colchonetas, entre otros a las personas perjudicadas que se encuentran instaladas en los colegios. También se recibe apoyo del sector privado: Cáritas Madre de Dios y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental –SPDA donó canastas de víveres de primera necesidad, cocinas, etc.

Además, diversas personas utilizan sus embarcaciones para ayudar con la evacuación de las zonas inundadas.

DECLARATORIA DE EMERGENCIA

El gobernador Luis Hidalgo Okimura comunicó que, debido a la difícil situación que atraviesa la región, solicitó al Gobierno Central la declaratoria de emergencia en Madre de Dios. Con ello el Gobierno Regional y municipalidades podrán disponer de recursos para seguir atendiendo a los damnificados.