Minedu reconoce a brigadas de autoprotección escolar por proteger a más de 700 mil escolares

Nota de prensa
Padres de familia integran 1,212 Brigadas de Autoprotección Escolar (BAPE) en Lima Metropolitana.
Juramentación de brigadas de autoprotección escolar
Juramentación de brigadas de autoprotección escolar
Autoridades en la juramentación de brigadas de autoprotección escolar
Autoridades en la juramentación de brigadas de autoprotección escolar

Equipo de Imagen y Comunicaciones, DRELM

28 de mayo de 2024 - 3:56 p. m.

La seguridad y el bienestar de los niños es la prioridad fundamental de los padres, por ello lograr que la escuela sea un espacio seguro y protegido para los estudiantes es esencial para la tranquilidad de la familia. Esta es la premisa de los padres que integran las 1,212 Brigadas de Autoprotección Escolar (BAPE) que, con el apoyo de la PNP, hacen frente a los riesgos y amenazas que existen alrededor de los colegios, llegando a proteger a más de 700 mil estudiantes de Lima Metropolitana.

Para reconocer la labor de las BAPE se realizó la ceremonia de reconocimiento a 21 BAPES representativas de las 07 UGEL de Lima Metropolitana. La actividad se realizó en la I. E. Melitón Carvajal y congregó al ministro de Educación, Morgan Quero; la viceministra de Gestión Institucional, Fátima Soraya; el director regional de Educación de Lima Metropolitana, Luis Alberto Quintanilla; el jefe de seguridad ciudadana de la PNP, general Isaac Candia; el director general de Seguridad Ciudadana, Aldo Villa; la alcaldesa de Lince, Malca Schnaiderman; los directores de las 07 UGEL; así como otras autoridades educativas.

“Solo organizados vamos a lograr ganar el partido contra la inseguridad que nos acecha, solo participando activamente como lo hacen cada día las BAPE”, mencionó el ministro de Educación, quien destacó también la participación de las municipalidades locales y el trabajo articulado con el serenazgo y la PNP. 

Omar Portillo, padre de familia integrante de la BAPE del colegio Melitón Carbajal y ex alumno, señaló que “En un mundo donde las amenazas pueden ser variables es vital que nuestros hijos se sientan en una escuela segura con una red de adultos responsables cuidándolos y apoyándolos”.

Las BAPES están integradas de forma voluntaria por padres y madres de la institución educativa, y su labor es informar de cualquier situación que implique riesgo para los estudiantes, velar por la seguridad al ingreso y salida de la escuela, y apoyar las acciones de prevención de violencia ante situaciones de riesgo para los escolares.

Las BAPES son parte de la estrategia regional Escuela de la Confianza, estrategia de la DRELM que busca promover el desarrollo del bienestar socioemocional y la convivencia armónica de los actores educativos.