Gestión de riesgos presentó Cerplan

Nota de Prensa

21 de noviembre de 2017 - 9:00 a. m.

Durante la reunión de trabajo, para dar inicio a la formulación de Plan de Prevención y Reducción de Riesgos de Desastres, desarrollada en el auditorio del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), el gerente del Centro Regional de Planeamiento Estratégico (CERPLAN),  Ángel Polo Campos, presento los lineamentos sobre la gestión  de  riesgos  incorporados  tanto  en  el  estudio  prospectivo  como  en  el  Plan  de  Desarrollo  Regional Concertado La Libertad 2016 – 2021.

Destacó que en el PDRC de La Libertad, se tiene información sobre la población probablemente más afectada al riesgo de deslizamientos -Julcán (100%), Bolívar (96.4%), Otuzco (95.7%) y Santiago de Chuco (94.3%); de igual modo de la población probablemente más afectada al riesgo de inundaciones: Ascope (86.1%), Chepén (78.5%), Trujillo (57.8%), Pacasmayo (54.5%) y por último Virú (30.7%).

Indicó, también, que, en el estudio prospectivo para La Libertad, se han estudiado 17 tendencias, entre ellas: la concentración de la población en ciudades, el aumento calentamiento global, aumento de la deforestación y la reducción de la biodiversidad, la mismas que se relacionan con la mayor frecuencia e intensidad de eventos extremos (desastres).

En base a estas tendencias y otros elementos,  el estudio prospectivo  asume que si se implementa una política de gestión del territorio incluyendo la gestión de riesgos, al 2030 estaríamos con indicadores cercanos a sus valores óptimos .en: desarrollo institucional, población vulnerable a riesgo de desastres, calidad ambiental y conservación de  recursos naturales.

Entre  las principales acciones estratégicas se plantean  fortalecer los procesos de planificación del territorio con enfoque de gestión de riesgo;  empoderamiento de capacidades de prevención, mitigación y preparación de la población ante riesgos de desastres e impactos del cambio climático;  desarrollo de  capacidades para la atender emergencias y desastres, así como para la gestión de la rehabilitación - reconstrucción y; el fomento de la resiliencia de los pobres y las personas que se encuentran en situaciones vulnerables, reduciendo su exposición y vulnerabilidad a los fenómenos extremos relacionados con el clima y otras crisis y desastres económicos, sociales y ambientales.