TREINTITRES VECES MÁS PROBABILDADES DE VIH TIENEN LOS GAYS, TRANS Y LOS HSH

Nota de Prensa

9 de noviembre de 2018 - 12:52 p. m.

En referencia a una persona de la población en general, de acuerdo a los últimos reportes.

De acuerdo a los últimos reportes las personas gays, mujeres trans y los hombres que tiene sexo con otros hombres (HSH) tienen 33 veces más probabilidades de adquirir VIH que una persona de población en general.

Todo ello debido a que persisten barreras para acceder a servicios públicos adecuados, así como a información relevante para prevención y tratamiento por parte de la población afectada.

En ese sentido, los reportes de la Defensoría del Pueblo y de la Sociedad Civil dan cuenta de casos de estigma y discriminación desde el personal de salud hacia las personas que viven con el VIH, indican que esto continúa siendo una barrera importante en la medida que expone a mayores riesgos a la población gay, HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres) y mujeres trans y al poco acceso a los servicios de salud.

Frente a esta problemática, y como parte del programa: “Expansión de la Respuesta Nacional al VIH en Poblaciones Clave y Vulnerables de Ámbitos Urbanos y Amazónicos del Perú”, en el marco del Módulo 1: Prevención en HSH y Mujeres Trans, se está implementando el Plan Estratégico Comunicacional, que tiene entre sus objetivos fortalecer las acciones de las Brigadas Móviles Urbanas (BMU) y de la Vinculación en cada una de las regiones donde se desarrolla el proyecto del Fondo Mundial.

La campaña “La Vida Es Una” y “PrecaVidas” está dirigida a la población gay y de mujeres trans respectivamente y que llega con mensajes amigables y empáticos que buscan aumentar la prevención y el diagnóstico temprano, así como incidir para que dicha población busque el tratamiento oportuno y gratuito en los establecimientos de salud del Estado, todo ello desde un lenguaje y uso de códigos propios de dicha comunidad.  

“La Vida es Una” y “PrecaVidas” son marcas de campaña que llegarán a las poblaciones claves a través de diferentes herramientas de redes sociales como el Facebook, Twitter y páginas web informativas. 

Esta estrategia parte de la premisa de que las redes sociales se han convertido en un instrumento que, usado de forma estratégica, aportan a incidir y persuadir en la prevención a la población afectada. 

Asimismo, se busca en el cumplimiento de dicho objetivo que los Mecanismos de Coordinación Comunitaria, así como las Brigadas Móviles Urbanas se puedan apropiar de dichos mecanismos para llegar a la población clave.