CONTINÚAN OPERATIVOS DE INSPECCIÓN A CENTROS COMERCIALES

Nota de Prensa

17 de octubre de 2018 - 11:36 a. m.

Con el objetivo de verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente de los productos alimentarios que se expenden a la población.

Dentro de las actividades de fiscalización que viene realizando la Gerencia de Salud de la Libertad a través de la subgerencia de Regulación Sectorial, se realizó un operativo a Supermercados Peruanos S.A. Plaza Vea Chacarero, verificando el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente de los productos alimentarios que se expenden a la población. 

En dicha diligencia se tomó la medida de seguridad de inmovilización de alimentos y bebidas que se encontraban en el almacén de exterior, obstaculizando el tránsito adecuado en el establecimiento.

Dicha medida de seguridad fue adoptada por la autoridad de Salud debido a que los alimentos elaborados industrialmente no perecibles como cajas de leche evaporada y galletas se encontraban expuestos a la intemperie sin contar con una estructura que garantice su protección de toda posible contaminación externa o contar con mecanismos que prevengan riesgos de contaminación cruzada.

Así mismo dichos productos no cumplían las condiciones respecto a la humedad y temperatura de almacenamiento indicadas por el fabricante, contribuyendo a la variación de su vida útil. En la inspección también se pudo comprobar que incurrían en ciertos principios requeridos evidenciándose la mala distribución de la cámara de refrigeración de productos lácteos como leche y yogurt, la cual no es exclusiva para los fines que persigue, ya que se encontró que se almacena embutidos y masa de productos de panificación.

Asimismo, en la cámara de congelación de Nuggets, se encontró el almacenamiento de hielo para consumo humano y mal apilamiento de las cajas de dicho alimento; mala estiba de la leche evaporada y leche UHT, ya que las cajas no conservan la integridad del producto, así como se evidencia equipos de protección personal (EPP- cascos) y una trampa pegante tomahouse para el control de plagas sobre el producto, lo que genera la probabilidad de contaminación cruzada.

Por otro lado, no se cuenta con un área delimitada para el almacenamiento de productos químicos, de cuidado personal y alimentos y bebidas; evidenciándose que todo se almacena sin tomar en cuenta la naturaleza de los productos alimenticios. 

La empresa deberá tomar medidas con respeto a los productos inmovilizados y las deficiencias encontradas a fin de que se garantice que los mismos no deben ser destinados para el consumo humano.