PRESA PALO REDONDO GENERARÍA $ 700 MILLONES ADICIONALES A LA AGROEXPORTACIÓN

Nota de Prensa

5 de octubre de 2018 - 1:05 p. m.

Presidente Martín Vizcarra inspeccionó obra para analizar alternativas del destrabe.

Más de 40 mil nuevos empleos directos, la incorporación de 30 mil nuevas hectáreas de cultivo, y más de $ 700 millones de dólares adicionales en agropexportaciones, serían solamente tres de los impactantes beneficios que traería la operatividad de la represa Palo Redondo, la primera megaobra de la III etapa del proyecto CHAVIMOCHIC.

Para constatar el estado actual de la obra, paralizada luego del caso Odebrecht, el presidente Martín Vizcarra llegó a la represa Palo Redondo, junto con el gobernador regional Dr. Luis Valdez, el Ministro de Transportes  Edmer Trujillo, directivos de Odebrecht y el gerente del proyecto de irrigación liberteña, Dr. Carlos Matos Izquierdo.

Vizcarra escuchó atentamente la explicación del ingeniero especialista, quien le informó detalles técnicos de la obra. El mandatario se mostró optimista respecto del avance alcanzado, que supera el 80%. La próxima semana se tomará la decisión respecto al destrabe legal para reiniciar los trabajos, decisión que implica tres alternativas: arbitraje; caducidad de mutuo acuerdo y obra pública; adenda de reanudación y caducidad.

A nivel técnico, la alternativa de reanudación de la obra y caducidad es la más operativa, considerando además que las garantías y responsabilidades por la obra terminada son asumidas por el concesionario, además, generaría menores sobre costos. La alternativa de arbitraje es de mayor riesgo por el tiempo prolongado de exposición a eventos climatológicos mientras se resuelva el arbitraje. De tomarse la decisión final sobre el reinicio de las obras, Odebrecht culminaría la presa en un lapso no mayor a 24 meses, y luego dejaría el resto de la construcción de la III etapa a otro contratista.

Beneficios de la culminación de la obra:

1. Incorporación de aprox. de 30 mil hectáreas a la agricultura en la I y II etapa del proyecto.

2. Incorporación más de 40 mil empleos directos por la incorporación de áreas de agricultura.

3. Crecimiento del porcentaje de ocupación de la población en edad de trabajar.

4. Incremento del valor de producción agroexportadora en I y II etapa del proyecto en aprox. $ 700 millones adicionales a la agroexportación actual.

5. Aumento del valor de las tierras, permitiendo mayor acceso a servicios básicos, acceso a créditos.

6. Cambios positivos en la estructura poblacional, desarrollo urbano, caseríos, aporte al PBI nacional, incremento de la contribución tributaria, incremento de la producción de energía hidroeléctrica, incremento de producción de agua potable.