Destacan logros en cultivo de maracuyá en La Libertad

Nota de Prensa

2 de setiembre de 2019 - 5:41 p. m.

 

 

"El Proyecto Chavimochic ha brindado apoyo técnico a los agricultores de maracuyá desde el año 2009 a través de capacitaciones (Escuelas de Campo) en temas del uso y aplicación de controladores biológicos, especialmente de hongos entomopatógenos e insectos benéficos. Asimismo, ha realizado el seguimiento del cultivo del maracuyá orgánico", afirmó el abogado Carlos Matos izquierdo, gerente de la irrigación liberteña.

En La Libertad, se cultiva maracuyá desde Tanguche (Chao) hasta el valle de Jequetepeque. Existen unas 300 hectáreas de cultivo de maracuyá, la mayor cantidad están en Chao, sembradas de modo convencional. 

Del total del área sembrada de maracuyá en La Libertad, un 5% es orgánico. Las labores del cultivo orgánico las realiza la cooperativa del Valle Santa Catalina (Moche) y la cooperativa Buena Vista (Chao), y posiblemente en Tanguche, Chepén y Pacanguilla.

Congreso Internacional de Maracuyá

Por su parte, Renzo Gómez, vocero de la Mesa de Trabajo de Frutas para la Industria de la Asociación de Exportadores (ADEX), afirmó que con asistencia técnica a los agricultores, y llegando a los mercados del exterior, se reimpulsará el cultivo del maracuyá en todo el país.

 Estas declaraciones las brindó ad portas del 2do Congreso Internacional de Maracuyá, organizado por el gremio empresarial peruano, que se realizará los días 5 y 6 de setiembre en la Universidad San Martín de Porras de Chiclayo.

Renzo Gómez explicó que el objetivo del evento nace ante la preocupación que despertó  la baja calidad genética del producto  y el  bajo nivel tecnológico de los agricultores de maracuyá; por ello  se requiere limpiar las semillas, así como transferir tecnología a los pequeños y medianos agricultores de esta fruta. El evento es apoyado por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA).

"Inicialmente se limpia la semilla, se multiplica y luego se les reinserta a los campos. Buscamos la pureza de la semilla para obtener plantas de mayor calidad y mejorar la producción en los campos", añadió.

Al maracuyá ya se le está dando un valor agregado obteniendo: pulpa, concentrado de maracuyá y jugos para los mercados internacionales, que a pesar de la baja demanda experimentada en la reciente cosecha, se espera lograr recuperar los índices de su exportación.