MINSA reconoce al GRLL por logros en barrido de vacunación

Nota de Prensa

3 de agosto de 2019 - 5:03 p. m.

 

Los esfuerzos del Gobierno Regional de La Libertad en mejorar la salud de la población infantil vienen dando resultados positivos. El Ministerio de Salud determinó otorgar reconocimiento público a la región al cumplir la meta de inmunizar a más del 95% de menores de 2 a 10 años, en el marco del “Barrido Nacional de Vacunación Contra el Sarampión, Rubeola, Parotiditis y Poliomielitis”.

Así lo expresa la reciente Resolución Ministerial N.° 697-2019/MINSA, emitida el pasado 1 de agosto. El Ministerio de Salud saludó este importante logro luego de que el gobierno regional desplegara la campaña en los establecimientos de salud de las 12 provincias de La Libertad.

En temas de salud, los niños forman parte de la prioridad del gobierno regional con un trabajo integral que busca evitar que contraigan diversas enfermedades y se garantice su sano desarrollo y crecimiento. Asimismo, las políticas de salud están orientadas no solo a la prevención de enfermedades, sino también a reducir sus niveles de anemia y desnutrición.

De acuerdo a la Resolución Ministerial N.° 445-2019/MINSA, la campaña se lanzó a nivel nacional del 1 al 30 de junio. Posteriormente, mediante la Resolución Ministerial N.° 641-2019/MINSA, se amplió del plazo de vacunación del 1 al 15 de julio del presente año.

La campaña tuvo la meta de inmunizar a 317,358 menores de edad de las 12 provincias liberteñas, logrando alcanzar al más 95% al 15 de julio. En nuestra región, el barrido nacional se lanzó 1 de junio en el distrito de Agallpampa, en la provincia de Otuzco.

El gobernador regional Manuel LLempén Coronel fue claro en sus presentaciones públicas y visitas a las diversas provincias en que las familias debían llevar a sus hijos a los centros de salud cercanos para su vacunación, evitando así que contraigan enfermedades como el Sarampión, Rubeola, Poliomielitis, entre otras.

La autoridad regional llegó incluso a expresar que los profesionales de la salud tenían la prerrogativa de inmunizar más allá del plazo establecido que era el 15 de julio, ya que el el propósito era dar la cobertura a la mayor cantidad de menores de edad.

Para esta labor, se desplegaron decenas de brigadas de vacunación, visitando instituciones educativas y hogares. Los establecimientos de salud también estuvieron abocados a la vacunación de los menores.