GRLL asegura utilidad de puente Bailey ante anuncio de lluvias

Nota de Prensa

1 de marzo de 2019 - 10:28 a. m.

 

En respuesta a una exigencia del gobernador Manuel Llempén hecha en el último Gore Ejecutivo ante el ministro de Transportes, ayer comenzaron los trabajos de mantenimiento en el puente bailey instalado sobre el río Virú, el que debido a su alto uso durante las 24 horas del día por vehículos de transporte pesado empezó a tener algunos problemas.

 

Allí se están cambiando algunos pernos, ajustando los que estaban flojos y están en buenas condiciones, también se mejorará la plataforma y reemplazará partes de la infraestructura con rajaduras o afectadas por el alto uso del puente, que es prácticamente el único medio para interconectar a las ciudades del norte con el sur del país.

 

En tanto se realicen los trabajos, se tendrá que restringir por horas el tránsito por lo que se ha previsto habilitar cuatro vías alternas, una de ellas por el puente Alameda, donde debe ir el transporte pesado.

 

Las rutas alternas serán mejoradas desde este lunes, erradicando desmontes, tapando algunos zanjones, haciendo nivelaciones y aplicando cloruro de calcio a la superficie para evitar que el polvo perjudique a los pobladores, transportistas y pasajeros.

 

Una vez que se cuente con las vías alternas habilitadas se va a distribuir el tránsito para evitar congestión sobre el puente Bailey, el que seguirá operativo por horas.

 

La gerente regional de Transportes, Edith Chuco Gutiérrez, estuvo ayer supervisando el inicio de los trabajos por encargo del gobernador Manuel Llempén y coordinando otras acciones complementarias con la municipalidad provincial de Virú.

 

“El gerente municipal se ha comprometido a erradicar los paraderos de diversos tipos de servicio de transporte que hay junto al puente, lo que genera un caos”, dijo la funcionaria.

 

Los trabajos a realizar en el puente Bailey obedecen a un expediente elaborado por Provías, en el que se verificó que solo se necesitaba mantenimiento y que en general estaba en buenas condiciones para poder seguir utilizándose sin riesgo.

 

NUEVO PUENTE

Sin embargo, paralelamente, el Gobierno Regional de La Libertad sigue exigiendo la construcción del nuevo y definitivo puente, cuyo expediente debe empezar elaborarse en dos meses, como es el ofrecimiento del ministro de Transportes.

 

El puente bailey sobre el río Virú es de infraestructura modular, tiene 112 m. de longitud y 7.30 m. de ancho, calzada de dos carriles, capacidad para soportar el paso de vehículos de 48 toneladas y fue instalado con una inversión superior a los 8 millones de soles.

 

Comenzó a funcionar en abril del año pasado, reemplazando al antiguo puente Virú, que colapsó durante el fenomeno de El Niño Costero dejando incomunicada a estar parte del país e indicándose que su uso era temporal, previéndose la construcción de un nuevo y definitivo puente aguas abajo de la actual ubicación, por la vía de evitamiento de Virú.

 

La ventaja de los puentes Bailey es que si una de sus piezas se malogra, simplemente se cambia y sigue funcionando. Esta tecnología se está usando en el país desde los años 40. La limitante de estos puentes es que son provisionales y su vida útil depende de las características del acero que se use en su construcción. Están hechos para soportar solo un millón de ciclos, es decir las veces que un camión de 40 toneladas pasa por el puente.