Eduardo Azabache: “Balance de primeros dos meses de gestión es positivo”

Nota de Prensa

28 de febrero de 2019 - 9:37 a. m.

 

La emergencia complicó el destrabe de Chavimochic

 

“Creo que el balance de estos dos primeros meses de gestión es muy positivo. Se está yendo a un ritmo muy acelerado para cubrir determinadas cosas y estamos articulando esfuerzos con los gobiernos locales para atender la emergencia por lluvias”, dijo el gerente general del Gobierno Regional de La Libertad, Eduardo Azabache Alvarado.

 

Desde un comienzo era urgente la reactivación de Chavimochic, por sus implicancias en el desarrollo regional. Hubo reuniones con ministros y con el Presidente de la República, hemos encontrado voluntad política para solucionar este asunto, pero nos cogió la emergencia y eso complicó el tema, señaló.

 

El gobernador Manuel Llempén tiene pendiente una reunión con el Presidente Vizcarra que si el tema meteorológico mejora podría darse en los próximos días. Allí se podría definir el tema de la culminación de la presa Palo Redondo y se adoptaría la solución definitiva al destrabe del proyecto, agregó.

 

“No se trata de darle dinero al corrupto sino de cuidar la inversión ya hecha en la Región porque no hacerlo significaría cinco años de paralización en temas de arbitraje con la empresa. Por eso tiene que tomarse la decisión y va a ser ya, con lo cual tendremos el proyecto Chavimochic reactivado esto va a ser beneficioso para la región”, precisó.

 

TRANSPORTES

Azabache resaltó que en estos dos primeros meses hubo mucha coordinación con los ministerios y con los gobiernos municipales, fortalezas de la gestión que van a continuar desarrollando.

 

Señaló que están en búsqueda de habilitar una zona de carga en el aeropuerto para trasladar los productos de agroexportación de Trujillo al mundo. Necesitamos que se apruebe el plan maestro y el ministro de Transportes ha dicho que esto va a ocurrir antes de la quincena de marzo, con lo cual se va a destrabar este tema.

 

Gracias a las gestiones del gobernador, el MTC e Hidrandina han limado asperezas y en ocho meses tendremos el soterrado del cable de alta tensión que impide que la pista del aeropuerto tenga quinientos metros más, con lo que vamos a tener aviones de mayor tonelaje en el aeropuerto.

 

 

“Con el plan maestro y la implementación de la zona de carga eso va a ser muy beneficioso”, agregó.