Por situación de emergencia, Llempén pide a transportistas levantar paro

Nota de Prensa

19 de febrero de 2019 - 9:42 a. m.

 

El gobernador regional Manuel Llempén Coronel exhortó a los dirigentes del transporte pesado levantar su medida de fuerza considerando la situación de emergencia en el norte del país debido a las fuertes lluvias. Ayer comenzaron un paro indefinido nacional reclamando la reducción de tarifas de peaje y precio de los combustibles, entre otros.

 

Aunque precisó que el reclamo del gremio debe ser atendido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), se ofreció a intermediar con el ministro para que sus reclamos sean atendidos.

 

“Han escogido el peor momento para su paro. Estoy para dialogar con ellos en mis oficinas sobre la situación que atraviesan en el momento que crean oportuno”, dijo.

 

La situación de emergencia en la que nos encontramos ante la posibilidad de fuertes lluvias por estos días y los problemas que hay en otros sectores, como el dengue en Salud, deberían hacerlos reflexionar y posponer esta medida de fuerza pensando en la población en general y el bien común, indicó la autoridad regional.

 

Creo que mis hermanos transportistas eligieron un momento no oportuno para su protesta y los invoco a que, comprendiendo la emergencia que se encuentra todo el norte del Perú, desistan de esta medida lo más pronto posible. Me aunaré a las gestiones para que ellos puedan ser escuchados en el MTC, agregó.

 

Los transportistas señalan que en el ministerio de Transportes no han querido dar solución a su problemática, entre otros el cobro de peaje de ida y vuelta en la Panamericana. El 20% del flete se va para el pago de peaje y el combustible representa el 40% de sus costos. También exigen el reembolso de 0.80 céntimos de galón de petróleo consumido de abril a la fecha, lo que tampoco se ha cumplido.

 

Señalan que para ellos un viaje de Tumbes a Lima representa un gasto de S/ 1,200 mientras que antes solo les costaba S/ 600.

 

Respecto a la toma de carreteras que hubo ayer sostuvo que no le parecía la mejor medida, porque va en contra del desenvolvimiento normal de las actividades del país y afecta a la población en general.

 

“Las puertas de mi despacho están abiertas para que en el momento en que los dirigentes crean conveniente conversemos”, manifestó finalmente.