Río Chicama bajó su caudal pero sigue siendo monitoreado

Nota de Prensa

15 de febrero de 2019 - 5:00 p. m.

Después de mucho tiempo agua llegó al puente Careaga

 

Si bien en los últimos días el nivel del río Chicama se incrementó debido a las fuertes lluvias ocurridas en la parte alta de la cuenca del valle Chicama, en la provincia de Gran Chimú, este ha bajado su flujo y no representa algún riesgo por el momento, dijo el gerente de defensa Nacional del Gobierno regional de La Libertad, César Campaña Alemán.

 

“Esto no quiere decir que bajemos la guardia. Seguimos monitoreando permanentemente este y otros ríos y quebradas para ver si las condiciones de riesgo cambian”, acotó ayer tras recorrer personalmente varios tramos del río Chicama.

 

Por encargo del gobernador regional, el funcionario está trasladándose hasta diversas partes de la región para reunirse con los alcaldes y comités de defensa civil a fin de articular esfuerzos durante la alerta por las fuertes lluvias, para que activen sus protocolos y actualicen o elabores sus planes de contingencia o prevención y mapas de riesgo.

 

En tal sentido, se reunió en Ascope con el alcalde provincial Jhon Vargas Campos, algunos regidores y los responsables de defensa civil, orientándolos para la instalación y juramentación de la Plataforma de Defensa Civil y del Grupo de Trabajo.

 

Después de la reunión procedió a monitorear las quebradas de la provincia, para mirar el nivel de riesgo, así como el río Chicama y la quebrada de Pampas de Jagüey.

 

Al final del recorrido manifestó que por ahora no hay riesgo de quedar incomunicados. “Ya bajo el nivel de agua del río Chicama, el que había llegado hasta la altura del puente Careaga, el que tampoco tienen riego alguno”, señaló.

 

De la misma manera, señaló que en Pampas de Jagüey tampoco hay ningún riesgo, lo mismo que en el puente Roma. “En estos lugares no hay riesgo de que se pueda producir un aislamiento por la crecida y desborde de los cauces”, sostuvo.