Llempén insistirá en culminación de la presa Palo Redondo

Nota de Prensa

12 de febrero de 2019 - 10:04 a. m.

 

La culminación de la presa Palo Redondo del Proyecto Chavimochic es de prioritario interés para el Gobierno Regional de La Libertad, reafirmó el gobernador Manuel Llempén Coronel.

 

Explicó que este tema iba a ser tratado en el transcurso de esta semana con el Presidente de la República Martín Vizcarra, sin embargo, las inesperadas desgracias que están sucediendo en el sur del país han cambiado, por el momento, el panorama y podría ser que la reunión que el mandatario le había ofrecido esta semana para abordar el tema se aplace.

 

Llempén recordó que su posición es muy clara al respecto, que está exigiendo que la concesionaria termine la presa Palo Redondo y se deje sin efecto el contrato de concesión.

 

“Solo falta un 20% de la construcción, se ha avanzado bastante, hemos invertido 250 millones de dólares y no podemos permitir que la presa se pueda destruir”, dijo.

 

Ya van más de dos años que está paralizada la construcción y creo que terminado Palo Redondo se demostrará el valor que le dará a Chavimochic. La presa almacenará 400 millones de m3 de agua que faltan en Chao y de Virú para irrigar más tierras, agregó.

 

La autoridad regional recordó que ya se ha reunido con el ministro de Agricultura, quien vio la obra y creyó que lo más convenientes era apoyar el reinicio. También se reunió con el ministro de Economía y sus dos viceministros y ellos nombraron una comisión que la semana anterior se estuvo reuniendo permanentemente.

 

Igualmente se reunió con el premier y la Presidencia del Consejo de Ministros ha nombrado una comisión para ver el tema; Contraloría ha nombrado una comisión, la empresa supervisora ha estado presente; y, la semana pasada, en Lima, lo hizo con la concesionaria.

 

“La semana que pasó han continuado las mesas de trabajo y lo único que falta es la gran decisión final que la vamos a tomar en la próxima reunión, incluyendo al Presidente de la República”, precisó seguidamente Llempén Coronel.

 

La concesionaria tiene encaminado un arbitraje internacional que, si nosotros no ganamos, perderíamos 260 millones de dólares, una cantidad equivalente a lo ya invertido y ese veredicto lo tendríamos dentro de 5 o 6 años, además, perderíamos toda la inversión.

 

“Mientras la obra esté en arbitraje nadie puede intervenir, por eso he insistido con el Presidente para reunirnos lo más pronto posible y tomar una decisión. Ahora solo estoy esperando la invitación del Presidente”, concluyó.