Gobierno Regional intensifica fumigación de viviendas por el dengue en Paiján

Nota de Prensa

23 de enero de 2019 - 10:40 a. m.

Hay que prevenir: sin zancudos no hay enfermedad

El Gobierno Regional de La Libertad, a través de a Gerencia Regional de Salud viene intensificando el trabajo de fumigación en el distrito de Paiján, donde se detectó un brote de dengue. A la fecha se ha intervenido el 60% de viviendas.

Desde el pasado fin de semana, en Paiján, donde se detectaron los primeros casos posibles de este mal, las brigadas de nebulizadores están recorriendo los lugares con riesgo de presencia del vector, habiendo fumigado poco más de 700 viviendas.

Estar libres de zancudos, evitando su reproducción en casas, mercados, cementerios u otros lugares evitará que el vector del dengue propague este mal, dijo el gerente regional de Salud, Constantino Vila Córdova, exhortando a la población a facilitar el ingreso de las brigadas de fumigadores debidamente identificados a sus viviendas.     

“El problema es que hay un alto número de casas a las que no se puede ingresar porque están cerradas o porque los dueños no permiten el acceso”, indicó.   

Según explicó, en Paiján hay 16 casos confirmados de dengue y 6 probables. Del total, 21 no son de alarma, son dengue leve y los contagiados están controlados y con medicación en sus casas. Hay solo un caso de una persona internada en el hospital de Essalud de Chocope.

Por ello es necesario que la población tenga en cuenta que el vector transmisor del dengue se reproduce en las viviendas, por lo cual deben lavar periódicamente los recipientes donde almacenan agua ya que muchas veces estos depósitos se convierten en criaderos de larvas.

“Gracias al rápido diagnóstico e intervenciones no hay víctimas mortales”, dijo, precisando que la Gerencia Regional ha contratado 20 personas para esta intervención donde también se cuenta con personal del centro de salud de Paiján y personal de la municipalidad distrital.

Detectada la presencia del vector y transmisión del mal de inmediato se activó la alerta y en Paiján para organizar al personal e intensificar junto a la municipalidad y el establecimiento de salud local las acciones del control larvario y de fumigación casa por casa.

La mayor parte de casos detectados está en Paiján centro y algunos en La Palmera, Manco Cápac, Los Ficus y otros en el distrito de Rázuri. Se están haciendo cercos epidemiológicos y entomológicos en 400 metros alrededor de las áreas donde se identificó el vector a fin de eliminarlo y detectar a personas que puedan tener la sintomatología.

Se está pasando una segunda vuelta de control y fumigación y verificando si hay nuevos casos probables. “La meta es sobrepasar el 80% de intervención. Estamos en el 60%, hemos encontrado casas cerradas o personas renuentes a permitir el ingreso y esto nos obliga a pasar en una segunda vuelta e incluso en una tercera”, acotó.

Pidió a la población abrir sus puertas y ayudar eliminando los criaderos para que no se reproduzca al zancudo y transmita no solo el dengue sino también el zika y la chikunguña. 

El zancudo está en las casas y se reproduce donde hay agua estancada, puede ser en una tapita de gaseosa o agua, una cáscara de huevo, una lata, una llanta, en la canaleta del techo cuando queda agua de las lluvias, en la ducha o en las mesas donde ponen floreros.

En los mercados, cementerios, colegios y en lugares donde acude masivamente la gente hay el riesgo de contagiarse por lo que es preferible utilizar flores artificiales; igualmente deben erradicarse objetos inservibles de los techos o azoteas para evitar se reproduzca el zancudo.