Salud fumiga 700 casas del centro de Paiján para controlar el dengue

Nota de Prensa

22 de enero de 2019 - 7:59 a. m.

  • Las acciones van acompañadas con intervención educativa casa por casa.

 

 

Alrededor de 700 casas del centro de Paiján fueron fumigadas este fin de semana en el marco del control del dengue en esta ciudad, indicó el gerente regional de Salud La Libertad, Constantino Vila Córdova, quien agregó que es necesario que la población tenga en cuenta que el vector se reproduce en los propios domicilios, por lo cual se deben asumir las medidas preventivas que su sector recomienda.

Para realizar esta labor se ha distribuido alrededor de siete brigadas con sus respectivas nebulizadoras, con la finalidad de cortar la trasmisión del vector teniendo en cuenta que hasta el momento se han detectado 18 casos de dengue sin riesgo de alarma, de los cuales 16 están confirmados mientras que otros dos se hallan en vías de confirmación.

Dijo que lo importante es que se ha detectado a tiempo, por lo cual felizmente no hay víctimas que lamentar, y destacó la acción de cada uno de los trabajadores de Salud, quienes apenas conocieron los primeros casos se prepararon las estrategias para hacerle frente al flagelo del dengue.

Sobre los casos detectados a tiempo, dijo que los pacientes fueron atendidos y ahora se encuentran siguiendo su vida normal. De otro lado, explicó que es necesaria la responsabilidad de las familias de los pobladores en asumir las acciones de prevención como el lavado de recipientes, razón por la que se convierten muchas veces en criaderos del vector.

Asimismo, refirió que el municipio de Paiján está asumiendo su rol protagónico frente a esta clase de eventos y en ese sentido la labor es en forma conjunta e inmediata con la finalidad de evitar el avance del vector. Por ello, las labores de las brigadas se llevan a cabo sin desmayar.

El doctor Constantino Vila reiteró en su mensaje que los pobladores son los llamados a eliminar los criaderos. “El mensaje que la población debe tener en cuenta es eliminar los criaderos que hay en casa, llámense botellas y latas vacías, chapas de gaseosas, llantas y todo objeto que se convierte en caldo de cultivo para el zancudo del dengue”, informó.

Subrayó que la población tiene que aprender a identificar el zancudo del dengue y está en ellos mismos la responsabilidad de que el insecto esté en su domicilio. Los trabajadores que realizan las intervenciones también recomiendan a la población tapar correctamente los recipientes de almacenamiento de agua (tanques, baldes etc.), así como lavar los depósitos donde se almacena el agua, escobillando sus paredes y bordes.

También la labor se realiza en los lugares donde se acumula agua, como en los cementerios, donde se coloca las flores en recipientes. Es necesario decirle a la población que esos lugares son potenciales criaderos de dengue y un peligro para la salud de la población, por lo que se debe utilizar flores artificiales y arena húmeda, explicó.