Menores que adquirieron rara enfermedad son tratados por Galenos de Trujillo y Lima

Nota de Prensa

8 de enero de 2019 - 3:24 p. m.

Gerente de Salud dispuso su tratamiento y menores fueron atendidos en Trujillo.

Apenas el gerente regional de Salud La Libertad, doctor Constantino Vila Córdova, tuvo conocimiento de que una rara enfermedad venía afectando a toda una familia en la sierra liberteña dispuso de su intervención por parte de los profesionales de la Salud.

Se trata de tres menores del centro poblado El Huayo (Lucma), en Gran Chimú, cuyas edades oscilan entre 7, 8 y 14 años, quienes poco a poco viene perdiendo la capacidad motriz como consecuencia de una enfermedad denominada Duchenne.

Tras la visita a vivienda en El Huayo por personal médico de la Red de Salud de Gran Chimú y luego de los primeros diagnósticos en el Hospital Regional Docente de Trujillo, se pudo determinar que los menores padecen la mencionada Duchenne, que consiste en una enfermedad degenerativa que lleva a los menores a sufrir poco a poco un desorden progresivo del músculo y la vida promedio de quienes la padecen es de 30 años.

Es importante también señalar que se trata de la familia Rodríguez Rodríguez de escasos recursos económicos por lo que su tratamiento se está gestionando con los funcionarios del Ministerio de Salud a fin de buscar una saldad en el SIS, mientras tanto se le está dando un tratamiento.

Los expertos refieren que esta enfermedad es una mutación espontánea y que afecta a uno de 3,300 varones mientras que las mujeres pueden trasmitirla, aunque no la desarrollen o la padezcan de forma moderada. El pronóstico es grave y la esperanza de vida es significativamente reducida, generalmente por cardiopatía e insuficiencia respiratoria.

En ese sentido se ha realizado una junta de médicos con los galenos del Hospital regional Docente de Trujillo, donde se les ha estado brindando atención a los menores, y del Instituto Nacional de Salud y el Hospital del Niño.

En primer término, la mujer y madre de los menores no podrá definitivamente procrear por cuanto el niño que nazca de sus entrañas va tener la enfermedad.

En ese sentido, el gran problema es que se trata de una enfermedad genética, ya que los varones hacen la enfermedad y la desarrollen, sin embargo, las mujeres sólo son portadoras del virus. Y ahí está el problema, ya que la hermana menor de 16 años ya tiene tres hijos y dos de ellos ya hicieron la enfermedad lo que hace suponer que el tercero también lo sufran para lo cual se están haciendo una serie de estudios para ver el avance.

Por lo pronto los menores siguen su tratamiento en su hogar en El Huayo y el Gerente de Salud, dispuso que personal de la Red de Salud de Gran Chimú sea capacitado para brindar las atenciones correspondientes a dichos pequeños y sus familiares.