Consejo Regional adoptará medidas para agilizar fiscalización

Nota de Prensa

8 de enero de 2019 - 1:10 p. m.

David Calderón dice que el Legislativo será un estamento dialogante.

Es una vergüenza para nosotros como peruanos, me aúno y repudio esta actitud del Fiscal de la Nación. Todos los peruanos tenemos que salir a reclamar porque creemos que la justicia es la que tiene que conducirnos al desarrollo del país, sostuvo el presidente del Consejo Regional del Gobierno Regional La Libertad, David Calderón de los Ríos.

La flamante  autoridad agregó que se compromete a hacer una gestión que cumplirá con uno de sus roles más importantes que es la fiscalización y que para ello adoptarán algunos acuerdos que permitan agilizar estas intervenciones. 

¿Ahora que la corrupción ataca por todos los lados, qué garantía tienen los liberteños que se va a cumplir de manera efectiva con la labor fiscalizadora, que es también una herramienta muy efectiva para controlar la corrupción? se preguntó.

“Pongo en primer lugar mi honor y a mi familia y prometo cumplir fielmente lo ofrecido: ser un leal fiscalizador como representante de la provincia de Trujillo, para que  podamos encontrar el camino del desarrollo. Puedo garantizarles que cumpliré ese rol”, dijo.

Hemos estado en reuniones previas con los consejeros, preparando  las acciones y también un poco capacitándonos porque muchos llegamos y desconocemos la normatividad, el reglamento al cual nosotros tenemos  que ceñirnos y hemos estado sociabilizando  algunas ideas. Lo que ellos buscan es trabajar de manera coordinada  el desarrollo de sus provincias y esa responsabilidad voy a saber canalizarla y conducirla ante el Ejecutivo, añadió. 

Para superar los entredichos entre el Ejecutivo y el Legislativo del Gobierno Regional hay que saber dialogar. En el caso de La Libertad, de la oficina del gobernador a la oficina del presidente del Consejo Regional solo los separan cinco pasos y una puerta.

“No creo que el doctor Valdez no pueda haberlos recibido para sentarse y dialogar y llegar así a soluciones y acuerdos, no lo creo”, enfatizó seguidamente Calderón de los Ríos.

Sostuvo luego que la soberbia es el peor enemigo que puede existir en una persona y que eso no va con él. Me considero una persona humanista, que siempre ha gustado ponerse al servicio, dialogar y dar solución a los problemas. Los grandes problemas se solucionan dialogando  y creo que esto ha sido una carencia tanto del Ejecutivo como del Legislativo.