Empalme del sistema de interconexión Vilcanota se realizará este jueves para superar interferencia en construcción de la Vía Expresa

Nota de Prensa

28 de setiembre de 2022 - 9:18 a. m.

Después de varias jornadas de coordinación y articulación entre el Gobierno Regional del Cusco mediante el Plan COPESCO, SEDACUSCO y la constructora Gezhouaba Group Company, este jueves 29 de setiembre, se realizará el empalme de tuberías del sistema Vilcanota, interconexión soterrada que en su ruta interfiriere la construcción del puente a desnivel en el Óvalo Libertadores, componente del proyecto integral de la Vía Expresa.
Para este fin a partir de las 10:00 horas del jueves 29 hasta las 06:00 horas del viernes 30 de setiembre, se efectuará el corte de servicio de agua potable en los distritos de Wanchaq, San Sebastian, Santiago y San Jerónimo.
Jhon Ccuno Choquehuanca, gerente de operaciones de la EPS SEDACUSCO, precisó que dicha labor de empalme fue coordinada con antelación con las autoridades regionales y la constructora de la Vía Expresa.
Reiteró que frente el corte de agua en la provincia cusqueña, la población debe almacenar agua en sus domicilios para superar sin inconvenientes el tiempo en que no se contara con este servicio.
El funcionario señaló que, como medida de contingencia, se contará con 16 camiones cisternas de la empresa de agua y la contratista Gezhouba Group Company para estar distribuidos en puntos estratégicos y abastecer, de ser necesario, el líquido elemento en la ciudad imperial.
Por su parte, Frida Elvira Mamani Coyocosi, directora del Plan COPESCO, afirmó que las coordinaciones realizadas en forma oportuna minimizarán los inconvenientes. La funcionaria de COPESCO convocó, además, a la empresa ELSE con la finalidad de acelerar los trámites, para permitir superar las interferencias en el componente de instalaciones eléctricas que considera el proyecto integral.
Cabe precisar que las interferencias están referidas a los sistemas de saneamiento básico, sistemas eléctricos y telecomunicaciones que serán reemplazados y soterrados a lo largo de los 6.8 kilómetros de La Vía Expresa. De esta manera, permitirá contar con una obra integral que, a la fecha, registra el 44% de avance físico. Cuenta con 380 trabajadores en los diferentes frentes de trabajo.
La obra vial considera una carretera con cuatro vías, ocho carriles, ciclovía bidireccional, puentes, óvalos, separadores centrales y accesos peatonales con semaforización, entre otros componentes que permitirá solucionar el álgido problema de la congestión vehicular en la ciudad imperial.