PRONACEJ capacita a operadores del sistema de reinserción social sobre migración y adolescentes infractores

Nota de Prensa

21 de junio de 2022 - 6:53 p. m.

La Unidad de Asistencia Técnica Post Egreso y Evaluación de Resultados de Reinserción Social e Intervención – UAPISE del PRONACEJ, organizó la conferencia: “Migración y adolescentes: exclusión social y necesidad de protección”, con la finalidad de brindar información sobre la problemática de la migración venezolana en el Perú y la situación de los adolescentes en conflicto con la Ley Penal.
 
La conferencia se llevó a cabo el miércoles 15 de junio del año en curso e inició con la participación del jefe de la UAPISE del Programa Nacional de Centros Juveniles - PRONACEJ, Vicente Eguiguren Praeli, quién explicó de acuerdo a los datos estadísticos, la situación de la población de los adolescentes infractores extranjeros en los Centros Juveniles de Diagnóstico y Rehabilitación, en los Servicios de Orientación al Adolescente - SOAs y de los jóvenes extranjeros, que de manera voluntaria participan en el Programa de Asistencia y Acompañamiento Posterior al Egreso; los cuales, reciben el apoyo en sus necesidades básicas tales como albergue temporal, trámite documentario, inserción educativa, inserción laboral y soporte familiar. 
 
Durante la actividad, la ponente Maholy Sánchez, criminóloga por la Universidad de los Andes - Venezuela y, actualmente asesora técnica de la ONG Veneactiva, brindó información sobre la problemática de la migración y la necesidad de la formulación de políticas migratorias adecuadas, debido a que en el Perú se registra un número aproximado de un millón de migrantes; no obstante, existe una cifra negra, que se estima en dos millones de migrantes venezolanos en el país. También informó que la migración origina otros problemas como exclusión social, marginación, situación económica precaria a causa del desempleo, bajos ingresos, etc. 
 
De igual manera, explicó que, el 18.7% de la población migrante venezolana son niñas, niños y adolescentes, y cerca del 30% de esta población han sido separados de uno o ambos padres, quedando solos o con cuidadores, lo que incrementa su vulnerabilidad y auspicia la comisión de infracciones a la Ley Penal.  La realidad del adolescente infractor migrante se vuelve compleja debido a los múltiples escenarios que debe enfrentar; por un lado, desde el punto de vista de la criminología, el ser migrante y venezolano, se convierte en un factor agravante y discriminatorio, entre otras variables que agudizan su situación.