Historias que nos unen: Don Isaías y la herencia de vida del abuelo Zavaleta

Nota Informativa
• Una historia desde el ombligo del mundo
Foto
Foto
Foto
Foto

Unidad de Comunicación e Imagen.

26 de noviembre de 2022 - 8:00 a. m.

Hace setenta y siete años el distrito cusqueño de Combapata vio nacer a don Isaías Zavaleta Álvarez, un guerrero de vida que luchó ante la pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidades, así como miles de peruanos y peruanas.

“Conozco la tristeza, miseria y hambre desde niño, mi hermano menor falleció a los cuatro años, mi padre nos abandonó y fui criado por mi madre y abuelo. He trabajado como albañil, agricultor y otros oficios. Debido a mi dura experiencia de vida, respeto a todos y todas, desde el más pequeño hasta el más grande”, comenta don Isaías en el exterior de su humilde hogar en el campo.

 Isaías se casó con Juana Barrios Delgado y tuvieron siete hijos, pero en la actualidad solo viven con el mayor porque está soltero y ayuda en los trabajos de campo. En su juventud quiso ser policía, pero tuvo que dejar de lado sus sueños para trabajar y buscar el alimento diario porque era el líder de la familia.

“Mayormente he trabajado en el campo como agricultor, pero también he sido secretario de la comunidad, concejal, albañil y hasta laboré en un centro educativo, pero en el gobierno de los años noventa nos sacaron a todos. Hoy, por la edad, solo me dedico al campo y a la crianza de cuyes”, relata.

  • La herencia del abuelo Zavaleta

Isaías recuerda a su abuelo con mucho cariño porque fue su figura paterna desde los seis años. Él le contaba muchas historias, pero la que más recuerda es cuando luchó en la Guerra del Pacífico contra Chile en 1879.

“Mi abuelo fue sargento primero. En un momento quedó tumbado en el suelo al igual que otros militares peruanos, por lo que optó por hacerse el muerto y cuando los soldados chilenos pasaron, cogió un arma, se levantó y por la espalda ejecutó a varios sureños para escapar”, detalla con nostalgia.

El abuelo Zavaleta le regaló una espada de aquella época, la cual guarda con mucho aprecio, pues luego aprendió a usarla cuando llevaba clases pre militares en la etapa escolar. “Se mantiene en el pecho, luego saludas a la tribuna y marchas”, comenta.

Hoy en día Isaías sufre de una hernia y la próstata, lo cual le impide realizar mucho esfuerzo en el campo. Cuenta que cuando se agacha tiene dolores muy fuertes, por lo que espera operarse lo más pronto posible. Mientras tanto, cuida y alimenta a sus cuyes para venderlos y obtener ingresos.

Rendirse nunca fue, es, ni será una opción para Isaías, que lucha día a día junto a su esposa e hijo para que un plato de comida no falte en la mesa de su hogar y deja una gran lección de vida a quienes lean esta historia que realmente nos une e invita a reflexionar. 

  • Saberes productivos

Don Isaías lideró a su comunidad en el cuarto encuentro de Saberes Productivos de Pensión 65 en el distrito de Combapata, Cusco. “El apoyo del programa social es bueno, estoy agradecido y también me parece bonito poder compartir con las personas en estos desfiles. Así nos conocemos más en la comunidad”, asegura.

Saberes Productivos es una intervención del programa social del Gobierno, la cual se implementa en alianza con las autoridades locales, y tiene como objetivo contribuir al bienestar de las personas adultas mayores a partir de su revaloración como portadoras de saberes locales que se tornan productivos al ser identificados como activos de su comunidad.

  • Datos:

  • El poblado de Combapata es uno de los ocho distritos de la provincia de Canchis. Está ubicado a 3481 m.s.n.m., posee clima templado y produce toda clase de productos agrícolas.
  • La provincia de Canchis alberga a 4355 personas adultas mayores que pertenecen al programa Pensión 65.
  • El Programa Nacional atiende a 40,475 beneficiarios y beneficiarias de la región Cusco, distribuidos en las 13 provincias de la ciudad imperial.

Esta noticia pertenece al compendio Historias Que Nos Unen