Plantean fortalecer capacidades de entidades públicas para prevenir la corrupción

Nota de Prensa

Fotos: Oficina de Prensa e Imagen Institucional de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Oficina de Prensa e Imagen Institucional

30 de enero de 2020 - 4:27 p. m.

La lucha contra la corrupción requiere fortalecer las capacidades de las entidades públicas y los niveles de coordinación institucional para prevenir la corrupción, sostuvo Susana Silva Hasembank, Secretaria de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros,

Tras suscribir con el gobernador del Cusco, Jean Paul Benavente, el “Compromiso para impulsar una agenda regional de integridad y lucha contra la corrupción”, la funcionaria saludó la implementación de la obligatoriedad de la declaración jurada de intereses el Gobierno Regional del Cusco como una herramienta eficaz para prevenir conflictos de intereses y delitos asociados y que permite la participación activa de la ciudadanía para ejercer el control social.

Sostuvo que hay consciencia de todas las instancias del Estado, incluidos los gobiernos regionales y locales, de compartir el desafío de elevar los estándares de integridad para luchar contra la corrupción e impulsar una agenda regional de integridad y lucha contra dicho flagelo.

Silva Hasembank indicó que a través del compromiso adquirido las autoridades cusqueñas asumen el compromiso de implementar el Modelo de Integridad previsto en el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción en el gobierno regional y en cada una de las municipalidades provinciales antes del término del presente año.

Este modelo contiene un conjunto de orientaciones técnicas para fortalecer los estándares de la actuación pública; así como la capacidad de prevención y sanción de las entidades públicas frente a la corrupción.

De otro lado, las autoridades garantizarán la presentación de la Declaración Jurada de Intereses, según lo dispuesto por el Decreto de Urgencia N°020-2019, para transparentar los vínculos e intereses económicos, partidarios, laborales, institucionales y familiares de quienes ocupan un cargo de decisión y/o manejo de recursos públicos en el ámbito regional y local.

Asimismo, se comprometen a garantizar el derecho de acceso a la información pública y a desarrollar mecanismos internos que permitan prevenir actos de corrupción y prácticas cuestionables que involucren a servidores públicos o a quienes brinden servicios o mantengan alguna relación con el gobierno local o regional.

Al respecto, Silva Hasembank destacó que este tipo de actos son significativos, pues en la base de cualquier acto de corrupción hay un conjunto de condicionantes estructurales que deben ser atendidos estratégicamente. Por ello, “es fundamental emplear el Modelo de Integridad diseñado para las entidades de la administración pública. Y en esa línea, esperamos que las autoridades locales y regionales de Cusco inicien cuanto antes el proceso de implementación”.

Añadió que la Secretaría de Integridad Pública brindará asistencia técnica al gobierno regional y en los municipios para contribuir a garantizar los alcances de dicho compromiso.