Mesas de diálogo de Cotabambas, Chumbivilcas, Espinar y Paruro tuvieron mayores avances en el 2019

Nota de Prensa

Fotos: Oficina de Prensa e Imagen Institucional de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Oficina de Prensa e Imagen Institucional

13 de enero de 2020 - 3:35 p. m.

La Secretaría de Gestión Social y Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros informó que durante el 2019 las mesas de diálogo de Cotabambas (Apurímac), Chumbivilcas, Espinar y Paruro (Cusco) que involucran a 32 distritos del Corredor Vial Sur, reportaron avances significativos.

Se destacan la norma que facilitará el pago de derecho de vía y mecanismos para asfaltado de corto plazo a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones; y la realización de la fiscalización ambiental participativa por ruido, polvo y vibraciones que realizó el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en Chumbivilcas y Paruro.

Las mesas de diálogo han permitido priorizar 524 Proyectos de Inversión Pública (PIP) que implican compromisos de inversión por 6,087 millones de soles (a diciembre último ya se han invertido S/ 2,550 millones). De los 524 PIP, 86 se encuentran en ejecución y 149 ya están concluidos, lo que equivale al 45% del total.

Los PIP consideran obras de salud, educación, saneamiento, mejoramiento de conectividad vial, agricultura, instalación de banda ancha, entre otras consensuadas con las autoridades locales y la sociedad civil organizada.

En ese marco, la designación de Paola Bustamante como Alta Comisionada para el Diálogo y el Desarrollo en el Corredor Vial Sur ha contribuido a robustecer el monitoreo y el cumplimiento de los compromisos dentro de los espacios de diálogo, así como afianzar la coordinación con la sociedad civil, empresas y en los tres niveles de Gobierno.

En las referidas zonas está trabajándose un modelo de gobernanza territorial impulsado desde la Presidencia del Consejo de Ministros, bajo el liderazgo del Viceministerio de Gobernanza Territorial, con el firme objetivo de darle sostenibilidad a los procesos de diálogo y que asegure estos concluyan en desarrollo para los territorios donde se han instalado como mecanismo de convivencia social.