Secretaría de Integridad Pública mide avance de implementación del Modelo de Integridad en los gobiernos regionales

Nota de Prensa
Piura, Cusco, Cajamarca, Lambayeque y Huánuco obtuvieron un puntaje por encima del promedio regional en la primera etapa de evaluación.

Fotos: PCM

Oficina de Prensa e Imagen Institucional

19 de setiembre de 2022 - 2:42 p. m.

La Secretaría de Integridad Pública presentó los resultados de la medición de la implementación del Modelo de Integridad en los gobiernos regionales, registrándose un avance promedio de 25% en dichas entidades; así como avances que oscilaron entre el 54% y el 83% en los cinco gobiernos regionales que más avanzaron en su desarrollo de cara a esta primera etapa de evaluación.

El evento de presentación contó con las palabras iniciales del Presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres Vásquez, y los comentarios del presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), Jean Paul Benavente, y la Directora del Proyecto TPI/USAID, Paola Barragán, quienes intervinieron luego de la presentación de los resultados a cargo de los funcionarios de la Secretaría de Integridad Pública.

Al respecto, el premier Torres enfatizó en que no es posible enfrentar el grave flagelo de la corrupción de manera desarticulada y sin un programa de trabajo común. En ese sentido, señaló que la implementación del Modelo de Integridad “no solo nos permite fortalecer la capacidad de prevención de nuestras entidades frente a la corrupción, sino también trabajar de manera conjunta para elevar los estándares de la actuación pública con el objetivo de crear valor público y servir mejor a los ciudadanos”.

El Modelo de Integridad es una estructura de trabajo establecido desde el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción 2018—2021, en base a recomendaciones y buenas prácticas nacionales e internacionales, para fortalecer la capacidad preventiva de las entidades públicas frente a la corrupción. El desarrollo de dicho Modelo implica la implementación de directrices y herramientas en base a las disposiciones establecidas por la Secretaría de Integridad Pública.

Se trata de la primera evaluación en al ámbito regional con participación de 20 gobiernos regionales, los cuales fueron evaluados en aspectos como la gestión de riesgos, la transparencia, la gestión de denuncias, la comunicación y capacitación al personal, entre otros, para prevenir o intervenir frente a prácticas antiéticas y corruptas.

Los resultados de esta evaluación se encuentran disponibles en el siguiente enlace.

Cabe señalar que la próxima medición sobre la implementación del Modelo de Integridad en los gobiernos regionales se llevará a cabo durante los primeros días del mes de noviembre, contando con la Asistencia Técnica de la Secretaría de Integridad Pública para fortalecer aquellos componentes del Modelo de Integridad que mostraron menor avance (Gestión de Riesgos, Políticas de Integridad y Supervisión y monitoreo).

Piura lidera primera etapa de implementación
Si bien se registró un avance promedio del 25% en el desempeño general, algunos gobiernos regionales obtuvieron un puntaje más significativo. Tal es el caso de Piura 83% (liderando), Cusco (67%), Cajamarca (56%), Lambayeque (55%) y Huánuco (54%).

Cabe señalar que el principal avance registrado estuvo en el componente de Denuncias, con la implementación del Canal de Denuncias (Plataforma Digital Única de Denuncias del Ciudadano) y la aprobación de una directiva sobre el otorgamiento de medidas de protección al denunciante. Asimismo, se registraron diversos niveles de avance en materia de Transparencia, control, comunicación y en la implementación de la función de Integridad.

En el caso de Piura y otros gobiernos regionales, además, se viene avanzando en la institucionalización de estándares de integridad en el ámbito de las contrataciones y los proyectos de inversión pública.

En ese sentido, el presidente de la ANGR y Gobernador de Cusco, Jean Paul Benavente, destacó la necesidad de asegurar la transferencia de este trabajo y cerrar las brechas advertidas de cara a las nuevas gestiones que se instalarán a partir del próximo año.

Un Modelo de Integridad cuya evaluación se ejecuta por etapas
Al tratarse de una estructura de trabajo destinada a fortalecer la capacidad preventiva y defensiva de la entidad frente a la corrupción, la implementación del Modelo constituye el estándar de integridad que viene incorporándose progresivamente a la gestión de las entidades del sector público. En esa medida su evaluación se ejecuta por etapas.

La primera etapa de evaluación a la que se sometieron los gobiernos regionales participantes se denomina “Etapa 1: Cumplimiento normativo e institucionalización” con 35 aspectos de evaluación correspondientes a la incorporación formal e implementación de mecanismos, normas y herramientas de integridad dentro de la organización.

Dichos aspectos fueron valorados en una escala de 0 a 1, donde 0 supone la ausencia total de los 35 mecanismos estandarizados y 1 la implementación plena de todos los mecanismos evaluados. La medición produce un Índice de Capacidad Preventiva frente a la Corrupción (ICP) correspondiente a una etapa de ejecución determinada.

Evaluación también se ha llevado a cabo sobre ministerios y organismos autónomos
Cabe señalar que, en el caso de los ministerios del Poder Ejecutivo, donde el Modelo de Integridad viene implementándose desde hace mayor tiempo, la evaluación ya se encuentra en la segunda etapa con una línea de base de avance del 74%. Para ver los resultados puede hacer clic en el siguiente enlace.

Próximamente se presentarán resultados en el ámbito de los organismos constitucionalmente autónomos y las entidades adscritas al Poder Ejecutivo.