Ejecutivo prorroga Estado de Emergencia Nacional hasta el 31 de diciembre

Nota de Prensa
Norma determina que la inmovilización social obligatoria inicie de las 12 a.m. hasta las 4 a.m. También se autoriza la apertura de templos y lugares de culto, cuyo aforo no podrá superar el tercio de

Fotos: Oficina de Prensa e Imagen Institucional de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Oficina de Prensa e Imagen Institucional

30 de noviembre de 2020 - 10:51 a. m.

A fin de continuar la lucha contra la propagación de la COVID-19 y promover la reactivación económica, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), a través del Decreto Supremo N°184-2020-PCM, amplió el Estado de Emergencia Nacional por 31 días más a partir del 1 de diciembre y dispuso que la inmovilización social obligatoria inicie desde la medianoche hasta las 4 de la mañana.
 
El decreto, que declara el Estado de Emergencia Nacional por las graves circunstancias que afectan la vida de las personas a consecuencia de la COVID-19 y establece las medidas que debe seguir la ciudadanía en la nueva convivencia social, también deroga la prohibición del ingreso de menores de edad a los centros comerciales.
 
La norma autoriza la apertura de los templos y lugares de culto para recibir a los miembros, fieles y público en general, con un aforo no mayor al tercio de su capacidad total. Adicionalmente, se precisa que las entidades religiosas podrán celebrar sus ritos y prácticas religiosas de naturaleza colectiva, según los protocolos debidamente acordados por la Autoridad Sanitaria Nacional y en concordancia con las medidas del Estado de Emergencia Nacional.
 
Sobre el uso de playas, el decreto precisa que durante la primera etapa, para el departamento de Lima y la provincia Constitucional del Callao, no se hará uso de las playas, con excepción de la realización de deportes acuáticos sin contacto, tales como surf, vela remo, entre otros. En ese sentido, de lunes a jueves, días en los que se autoriza el ingreso a las zonas colindantes con el mar, los ciudadanos deberán mantener el distanciamiento físico, usar las mascarillas y las demás medidas de bioseguridad.
 
Cabe precisar que las reuniones sociales continúan prohibidas, a fin de evitar el incremento de contagios de la COVID-19. De la misma forma, los desfiles, fiestas patronales y actividades civiles u otra actividad que implique la aglomeración de personas se encuentran suspendidas. 
 
El decreto ha sido suscrito por el presidente de la República, Francisco Sagasti, la titular de la PCM, Violeta Bermúdez, y los ministros de Ambiente; Cultura; Defensa; Economía y Finanzas; Educación; Justicia y Derechos Humanos; Mujer y Poblaciones Vulnerables; Producción; Relaciones Exteriores; Salud; Transportes y Comunicaciones; y Vivienda, Construcción y Saneamientos.