Senasa otorgó autorización con resolución °N 0003-MINAGRI-SENASA-CUSCO

Nota de Prensa
Camal Municipal de Urubamba cuenta con autorización sanitaria del Senasa, primer y único en la región

IMAGEN INSTITUCIONAL

28 de mayo de 2022 - 6:54 p. m.

Luego de las coordinaciones y gestiones necesarias por parte de la Municipalidad Provincial de Urubamba, liderado por el Sr. Luis Alberto Valcárcel Villegas, hoy en horas de la mañana el Jefe del SENASA, entregó la Resolución N°003-MINAGRI-SENASA, con el que se otorga la autorización sanitaria de funcionamiento del Camal Municipal de Urubamba, condición que asegura la inocuidad de los alimentos de origen cárnico en salvaguarda de la salud de la población urubambina.
El Jefe Nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agraria –SENASA, institución adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego, Dr.  Miguel Quevedo Valle, señaló que vienen realizando las gestiones respectivas a través de los gobiernos locales que administran mataderos a fin de otorgar a cada establecimiento la Autorización Sanitaria de Funcionamiento en reemplazo de la autorización provisional con el que cuentan actualmente, siendo Urubamba el primer y único matadero que cuentan con la autorización en la región Cusco.
El Matadero Municipal de Urubamba es de Categoría I, Capacidad de faena 10 bovinos por día, en enero del 2022 se entregó 01 kit básico (coche de vísceras y mesa de inspección) valorizado en 12 mil soles y que finalmente hoy se hace la entrega de la autorización sanitaria de faenado, recalcó el jefe del SENASA.
La autorización tiene el objetivo de promover las buenas prácticas de faenamiento e higiene, para brindar alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano, minimizando los riesgos de contaminación que puedan presentarse durante el procesamiento de las carnes rojas y menudencias de los animales que se faenan. 
Además, contar con mataderos municipales con autorización sanitaria de funcionamiento a nivel nacional, permitan la disponibilidad de productos cárnicos aptos para el consumo humano y no afecten la vida y salud de los consumidores.