Unos 8 mil trabajadores salvaron de sufrir riesgos graves por laborar en condiciones inadecuadas en empresas

Nota de Prensa
La SUNAFIL detectó esta situación en la región San Martín, al desarrollar operativos en 62 empresas agrícolas y de construcción civil.

Fotos: Archivo Imagen Institucional

César Bocanegra Ramírez

14 de julio de 2021 - 7:15 a. m.

Unos 8 mil trabajadores de la región San Martín se salvaron de sufrir riesgos graves e inminentes, mientras realizaban sus labores cotidianas en empresas agroindustriales y en obras de construcción civil, gracias a la intervención de los inspectores de SUNAFIL, tanto del equipo Perú Formal Rural, como de la intendencia regional de San Martín.

 
Ambos equipos desarrollaron operativos en seguridad y salud en el trabajo, en un total de 62 empresas, donde también detectaron que un promedio de 1,500 trabajadores se encontraba fuera de la planilla. Es decir, laboraban informalmente. 
 
Los operativos se iniciaron con la visita de empresas dedicadas a la exportación de palma aceitera, las cuales cuentan con un promedio de 2 mil trabajadores. En el lugar se encontraron a los trabajadores sin portar mascarillas para evitar el COVID-19. Asimismo, los inspectores observaron las condiciones de seguridad y salud en las que laboraban, ya que tampoco empleaban de forma adecuada, la ropa de trabajo. Por ello, se recomendó a los empleadores, la entrega de los Equipos de Protección Personal, como casco, guantes y lentes de seguridad y el uso de mangas largas.
 
Los inspectores también visitaron la obra de construcción de los laboratorios en la Universidad Nacional de San Martín, donde no contaban con un comité de seguridad y salud en el trabajo, la estructura de los andamios era inadecuada, así como había falta de señalética, falta de orden y limpieza, y carecían de botiquines de primeros auxilios; los trabajadores tampoco tenían vestidores.
 
Posteriormente, los inspectores paralizaron la obra de construcción del puente colgante del Centro Poblado Bagazán, en el distrito Pachiza, ubicado en la provincia de Mariscal Cáceres. Los andamios ponían en riesgo de caída, a los trabajadores que laboraban en dicha obra. Además, no contaban con barandas perimetrales ni protecciones colectivas, pudiendo ocasionarse accidentes fatales. 
 
En medio del recorrido, también se verificaron las condiciones de seguridad de trabajadores, en Moyobamba, dedicados a la construcción de pistas, veredas y cunetas, en el centro poblado de Shucshuyacu, situado en el distrito de Jepelacio.
 
Fuente: Oficina de Comunicaciones e Imagen Institucional
Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral – SUNAFIL