Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo

Día Mundial contra el Trabajo Infantil, 12 de junio

El 12 de junio de cada año se celebra a nivel mundial el “Día Mundial contra el Trabajo Infantil”, importante fecha que fue instituida por la Organización Internacional del Trabajo – OIT en el año 2002, con el fin de generar conciencia en la población y en las autoridades sobre la necesidad e importancia de abordar el trabajo infantil, como un problema social que vulnera los derechos humanos de millones de niños, niñas y adolescentes en el mundo y en nuestro país.

De igual manera, esta fecha es oportuna para resaltar los objetivos alcanzados como Estado -Gobierno local, regional y nacional, renovar el compromiso y definir objetivos y metas para la prevención y erradicación del trabajo infantil.

El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo viene organizando e impulsando desde el año 2010 el desarrollo de actividades contra el trabajo infantil, por ello desde el 2018 solicitó ser considerado País Pionero de la Alianza 8.7 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, demostrando que el país cuenta con el marco normativo y con la disposición de hacer frente a la problemática de trabajo infantil, trabajo forzoso y la trata de personas. El país asumió ocho compromisos esenciales, relacionados con la prevención y erradicación del trabajo infantil y del trabajo forzoso. Enmarcados en estos compromisos, y en las Políticas Públicas Nacionales sobre el Trabajo Infantil y el Trabajo Forzoso, el Perú cuenta con una serie de logros, entre los que se pueden mencionar:

  • Implementación del Modelo Municipal de Detección y Erradicación del Trabajo Infantil, con la finalidad de incorporar la identificación del trabajo infantil en las acciones de inspección que realizan los Gobiernos Locales a establecimientos y comercios dentro de su jurisdicción.
  • Mayor articulación con los Comité Directivo Regional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (CDRPETI), con el fin de fortalecer estos espacios de coordinación regional, que permitan a las instancias regionales un mejor abordaje de la problemática del trabajo infantil en su territorio.
  • Ejecución del Modelo de Identificación de Riesgo de Trabajo Infantil MIRTI, que permite obtener la probabilidad de riesgo de trabajo infantil a nivel distrital, con el fin de focalizar la acción de la política nacional en la materia
  • Culminación de la primera edición del Reconocimiento “Sello libre de Trabajo Infantil”, en la que se acreditó la producción agrícola primaria de siete personas jurídicas como libre de trabajo infantil.

Asimismo, cuenta con una serie de desafíos y acciones a cumplir en el corto y mediano plazo, para fortalecer las Políticas Públicas Nacionales sobre el Trabajo Infantil y el Trabajo Forzoso. Para ello, ha diseñado una serie de estrategias que se están trabajando conjuntamente con el Comité Directivo Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (CPETI) en aras de la consolidación de los esfuerzos multisectoriales de la nación.